Las materias primas de Irán, un atractivo para los inversores extranjeros

Teherán, 2 de octubre de 2017, IRNA- Irán tiene enormes reservas de recursos minerales y de hidrocarburos, lo cual ha convertido al país en un mercado atractivo para los inversores extranjeros.

Las reservas probadas de petróleo en Irán, según el gobierno, son las cuartas más importantes del mundo, con aproximadamente 158 mil millones de barriles desde 2013. El país es también el mayor titular mundial de reservas de gas (33,5 billones de metros cúbicos o el 18% del total).

La República Islámica es uno de los 10 principales países ricos en minerales. Dispone el 7% de las reservas minerales totales a nivel mundial con casi 68 tipos de minerales valiosos comercialmente, incluidas reservas de oro. El volumen de minerales de Irán se estima en 57 mil millones de toneladas.

Estas reservas representan una oportunidad única para el desarrollo del país, pero también pueden suponer un factor negativo, si la administración se ve impulsada a ganar cantidades enormes de dinero por medio de la venta de materias primas.

Un vistazo a la lista de las principales exportaciones de Irán indica que las materias primas constituyen una parte predominante en su cesta de exportaciones no petroleras. Los condensados de gas, el propano, el butano y algunos otros productos de crudo -que Irán incluye en la cesta de exportaciones no petroleras - fueron los principales productos exportados del país durante los cinco primeros meses del año, desde el 21 de marzo.

El gobierno intenta beneficiarse de la eliminación de las sanciones internacionales, atraer inversiones extranjeras para diversificar la economía y hacerla más competitiva a nivel mundial, salvaguardando a su vez la economía frente a los shocks y restricciones futuras.

En ese sentido, el país puede hacer de sus reservas de materias primas una oportunidad para atraer a inversores extranjeros. Las industrias mineras y minerales son atracciones para absorber inversiones, e Irán ha definido proyectos por valor de unos 30.000 millones de dólares en esas industrias, como el acero, el cobre, el aluminio y el oro, según funcionarios locales.

Los inversores extranjeros también son muy conscientes de los beneficios del mercado mineral iraní. Un responsable francés relacionado con la industria del plástico, que asistió a la Exposición Iran Plast en Teherán, subrayó las abundantes materias primas como la razón principal del interés de los europeos en cooperar con Irán en ese campo.

Existe un camino brillante por delante para la administración iraní, revisando sus políticas regionales, ampliando la cooperación con el mundo, y ganando la confianza de los extranjeros para la inversión, con el fin de reactivar la sacudida economía del país.

9391**1233