Australia detiene ilegal e injustamente a una mujer iraní embarazada

Teherán, 3 de octubre de 2017, IRNA- El gobierno australiano ha detenido por primera vez a una mujer iraní tras la solicitud de extradición efectuada por Estados Unidos, fruto de las políticas antagónicas de la administración Trump contra la República Islámica y los ciudadanos iraníes.

Como continuación a las políticas hostiles de Donald Trump contra la nación iraní, los funcionarios judiciales australianos detuvieron y encarcelaron a Negar Qodsi-Kani, una ciudadana iraní que reside en Australia, por supuesta violación de las leyes comerciales estadounidenses.

En el momento de la detención, el 16 de junio de 2017, la mujer iraní estaba embarazada y ahora se encuentra en sus últimos meses de embarazo enfrentándose a condiciones inapropiadas dentro de la prisión, como la falta de acceso a alimentos saludables.

Las autoridades australianas han ignorado los reiterados llamamientos de Irán para mejorar sus condiciones, y el tribunal que lleva su caso ha rechazado recientemente su apelación a la libertad bajo fianza.

La madre iraní, que espera su primer hijo, migró al país hace seis años junto con su esposo a través de procedimientos legales, y ahora, con gran decepción por la actuación de la justicia, ha depositado su esperanza en la opinión pública y el apoyo humanitario.

Mohammad Javad Zarif, en su reciente visita a Nueva York al responder sobre los reclusos de doble nacionalidad, señaló: varios iraníes están actualmente en las cárceles de Estados Unidos o en otros países a petición de EEUU por sanciones que ya no existen, por lo que estaría bien que las cancelaran esos países también.



Síganos en: https://twitter.com/irna_es

9391**1233