Joshru: El acuerdo nuclear es una garantía internacional para el régimen de no proliferación nuclear

Nueva York, 9 de octubre de 2017, IRNA- El representante permanente de Irán ante las Naciones Unidas, Gholamali Joshru, recordó que el acuerdo está basado en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y supone una garantía internacional para el régimen de no proliferación.

En un artículo publicado en The New York Times el domingo, Joshru escribió que el gobierno de Trump debe certificar por tercera vez (desde que asumió el cargo) el compromiso o no de Irán sobre el Plan Integral de Acción Conjunta alcanzado en 2015, entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania.

Señaló que esa certificación no forma parte del acuerdo nuclear ya que la Agencia Internacional de Energía Atómica es la única institución cualificada para verificar el compromiso de Irán. Añadió también que la certificación fue presentada por el Congreso de Estados Unidos en 2015, y se trata de una simple cuestión interna estadounidense, aunque podría afectar a los compromisos del país norteamericano según el acuerdo nuclear.

El representante de Irán ante la ONU recordó que el gobierno de Trump había confirmado en dos ocasiones, abril y julio, el compromiso de Irán, y la AIEA, después de cientos de inspecciones, ha verificado igualmente el cumplimiento de Irán con sus obligaciones en sus ocho informes. Los países europeos tampoco están preocupados al respecto. Sin embargo, al acercarse el 15 de octubre, se informa que el presidente Trump se negará a recertificar el cumplimiento de Irán, una medida que podría conllevar que el Congreso impusiera nuevas sanciones a Irán, dijo.

Joshru señaló que el presidente de Estados Unidos y los extremistas en Washington alegan justificaciones por las que piensan que la Casa Blanca debería seguir este camino, añadiendo que sus puntos de vista están basados en una serie de suposiciones erróneas sobre el acuerdo que deben aclararse.

La primera suposición es que algunos opositores al acuerdo afirman que "es el peor acuerdo firmado por EEUU con otro país", ignorando una cuestión importante, y es que el acuerdo nuclear no es un pacto bilateral entre Teherán y Washington. Por el contrario, es un acuerdo multilateral que no requiere la aprobación ni del Congreso de Estados Unidos ni del Majlis iraní; es una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, por lo que tanto los miembros del Consejo como el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres lo respaldan plenamente.

A juicio de Joshru, la segunda suposición falsa es que el acuerdo representa el dictado de las políticas de Irán en asuntos no relacionados con el programa nuclear de la Republica Islámica. "Esto nunca ha sido así. Siempre estuvo claro que el camino para alcanzar un acuerdo nuclear debía descartar otras preocupaciones geopolíticas", añadió.

Y afirmó que todos aquellos que tuvieron un papel destacado durante los años de negociaciones que condujeron al acuerdo nuclear, así lo reconocen, como por ejemplo, Rusia y EEUU, los cuales mantenían desacuerdos sobre otros muchos asuntos de Oriente Medio, cooperaron en las negociaciones.

Los informes actuales muestran que el gobierno Trump quiere vincular el acuerdo nuclear con el programa de misiles iraní, lo cual es completamente contrario al objetivo del acuerdo. La Resolución 2231 del Consejo de Seguridad, que incluye el acuerdo nuclear, pide a Irán que se abstenga de trabajar en los misiles capaces de transportar ojivas nucleares.

"Mi país no busca desarrollar o adquirir armas nucleares y esa cuestión fue cuidadosamente negociada. Nada nos impide desarrollar la tecnología convencional de disuasión militar que tantos otros países poseen.

Sobre el período de aplicación de las restricciones contenidas en el acuerdo nuclear, manifestó que la tercera falsa hipótesis se refiere a la existencia de la "cláusula de extinción" (sunset clause) en el acuerdo, la cual sugiere que en una década Irán estará libre de inspecciones o límites en su programa nuclear. Aunque es cierto que algunas de las decisiones relativas a las restricciones concluirán, los aspectos importantes de las inspecciones no.

Además, el acuerdo establece que dentro de seis años, si todas las partes respetan sus compromisos, Irán debería ratificar el Protocolo Adicional sobre salvaguardas nucleares como parte del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

Ello sometería a extensas inspecciones de la AIEA en Irán. Después de las etapas incluidas en el acuerdo nuclear, Irán como miembro normal de la comunidad internacional y como signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear continuará su programa nuclear para objetivos médicos y energéticos.

Irán, al igual que todos los demás países involucrados en las negociaciones sobre el acuerdo nucleare, la comunidad internacional y los expertos en no proliferación, considera el acuerdo nuclear como un importante logro diplomático que garantiza la credibilidad del Tratado de No Proliferación.

El enviado iraní ante las Naciones Unidas confirmó que la decisión del presidente y del Congreso de Estados Unidos sobre el acuerdo nuclear es una cuestión interna de ese país, señalando que si el país norteamericano quiere ser creíble en futuras negociaciones multilaterales, no puede tomar una decisión contraria al consenso internacional y abandonar los esfuerzos diplomáticos realizados.

9408**1233

Síganos en: https://twitter.com/irna_es