Irán responderá proporcionalmente a la violación por parte de EEUU del Plan Integral

Nueva York, 11 de octubre de 2017, IRNA - Cualquier continuación significativa en la no implementación de los compromisos del Plan Integral de Acción Conjunta por parte de uno de sus firmantes se enfrentará indudablemente a la reacción proporcionada de Irán, aseguró el Representante Permanente de la República Islámica de Irán ante las Naciones Unidas.

Gholamali Khoshru realizó esas declaraciones el martes durante la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre todos los temas del programa de desarme y seguridad internacional.

El texto completo de su discurso es el siguiente:

Señor presidente:

Quisiera empezar por felicitarle sinceramente, embajador Bahr al-Ulum, distinguido Representante Permanente del Iraq, por su merecida elección para presidir este importante Comité. Confío que su competente liderazgo conducirá al Comité a una conclusión exitosa. También felicito a los otros miembros de la Mesa por su elección, y les garantizo el pleno apoyo y cooperación de mi delegación.

También quisiera agradecer al presidente saliente, el distinguido embajador de Argelia Sabri por su exitoso liderazgo en la dirección de la labor del Comité.

Mi delegación respalda la declaración del Movimiento de países No Alineados (MNOAL) presentada por Indonesia.

Señor presidente:

Desde la anterior reunión del Comité, hemos sido testigos de una evolución prometedora y poco prometedora en materia de desarme.

La primera decisión prometedora fue la adopción por parte de la Comisión de Desarme de las “Recomendaciones sobre medidas prácticas de fomento de la confianza en el campo de las armas convencionales”, alcanzada como resultado de la posición flexible por parte del MNA. Ello debe complementarse con la adopción de las “Recomendaciones para lograr el objetivo del desarme nuclear y la no proliferación de armas nucleares”, lo que requiere una firme voluntad política y flexibilidad de los Estados que disponen armas nucleares.

El siguiente y más importante acontecimiento fue la adopción del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares. De hecho, se trató de una firme reacción colectiva ante la violación de las obligaciones de los Estados poseedores de armas nucleares en relación con el desarme nuclear. Como participante activo en sus negociaciones, Irán votó a favor del Tratado, y continuará apoyando su objetivo general. Ese Tratado supone un paso adelante en materia de desarme nuclear, el cual debe complementarse con la celebración de una convención general sobre armas nucleares, como ha pedido la Asamblea durante años.

También debemos recordar la conclusión con éxito de la octava Conferencia de Examen de la Convención sobre Armas Biológicas como un acontecimiento prometedor.

Señor presidente:

Sin embargo, y lamentablemente, el año pasado también hemos presenciado las alarmantes tendencias de la nueva carrera armamentística nuclear y la nueva carrera de modernización de armas nucleares. Se trata de un verdadero retroceso en el establecimiento de un mundo libre de armas nucleares. Esas tendencias afectarán negativamente a la paz y la seguridad internacionales, así como al régimen jurídico vigente en materia de desarme nuclear y no proliferación. Por lo tanto, deben detenerse.

En este contexto, también debería referirme al estancamiento continuo en el establecimiento de una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio como resultado de las políticas obstinadas del régimen israelí. La única forma de iniciar ese proceso es la rápida e incondicional adhesión del régimen israelí al TNP, como parte no poseedora de armas nucleares, y la disposición de todas sus instalaciones y actividades nucleares bajo las salvaguardas a pleno alcance de la AIEA. En la medida que las armas nucleares de Israel continúan amenazando la paz y la seguridad de la región y más allá, es muy urgente la creación de esa zona -propuesta por Irán en 1974 y respaldada por las resoluciones anuales consensuales de la AGNU durante los últimos 40 años-.

Si bien según los informes de la ONU “las armas convencionales son el medio predominante de muerte y destrucción”, lamentablemente la sobreproducción de esas armas por parte de los principales países productores de armas y sus exportaciones a regiones en conflicto continuaron sin cesar. El ejemplo claro de esos alarmantes acontecimientos es la excesiva importación, por parte de algunos países petroleros del Golfo Pérsico de armas convencionales, la mayoría de las cuales se utilizan para la muerte y la destrucción en Yemen.

Señor presidente:

Este año también hemos presenciado la implementación del Plan Integral de Acción Conjunta, alcanzado por el G5+1 e Irán que ponía fin a una crisis inventada. Como bien mencionaron muchos delegados distinguidos en esta Comisión, su conclusión demostró el importante papel que la diplomacia puede desempeñar en las relaciones internacionales. En ese sentido, quisiera agradecer sinceramente a todos los distinguidos delegados que reconocieron la importancia del Plan Integral, solicitando su continua y plena implementación por parte de todos sus participantes. A su vez, Irán aplicó plenamente todos sus compromisos relacionados con la energía nuclear en el marco del citado plan, tal y como confirmó y verificó la AIEA, reflejado en sus 8 informes consecutivos. Irán continuará implementando sus compromisos según el Plan Integral en la medida en que se vea favorecido de todos los beneficios previstos, que intrínseca y necesariamente, requieren su implementación completa y continua por parte de todos los demás signatarios del Plan también. Para dejarlo en claro, cualquier persistente no aplicación significativa de los compromisos del Plan Integral por parte de uno de sus participantes se enfrentará indudablemente a la reacción proporcionada de Irán. Las expectativas de la implementación del Plan Integral deben ser proporcionadas y ajustadas con su alcance limitado. Tal como reconoció la comunidad internacional, la conclusión del Plan Integral supuso un logro beneficioso para ambas partes; y para que siga siendo así, su plena y continua implementación por parte de todos sus participantes es esencial. La diplomacia y el principio cardinal del derecho internacional, como el pacta sunt servanda (los acuerdos deben ser mantenidos) serían los principales perdedores y víctimas de una posible retirada del Plan Integral o el continuo fracaso significativo en su implementación por parte de uno de sus participantes. Por lo tanto, esa parte tiene que asumir su responsabilidad, y ser consciente de todas las ramificaciones de sus actos.

Para concluir, señor presidente, deseo subrayar que tenemos una responsabilidad colectiva especial al abordar las alarmantes tendencias en materia de desarme y seguridad internacional. A su vez, mi delegación está dispuesta a cooperar con la Mesa y con los miembros del Comité en el cumplimiento de esa responsabilidad y crear un mundo más seguro para las generaciones presentes y futuras.

1233**9408

Síganos en: https://twitter.com/irna_es