El ministro de Exteriores iraní critica la “doctrina de abandono” de la administración Trump

Teherán, 20 de octubre de 2017, IRNA - El ministro de Exteriores Mohammad Yavad Zarif censuró el abandono de la administración estadounidense del acuerdo nuclear de 2015, recordando que el acuerdo no es solo bilateral entre Irán y EEUU, sino que fue firmado por las seis grandes potencias mundiales y ratificado por Naciones Unidas.

Zarif realizó esas declaraciones en una entrevista exclusiva con la corresponsal en Teherán de la CBS News, Elizabeth Palmer, la única entrevista concedida a un canal de radiodifusión estadounidense tras la negativa de Trump a certificar el cumplimiento de Irán del acuerdo, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta.

Zarif subrayó que otros cinco países, además de EEUU, habían firmado el acuerdo nuclear iraní, e independientemente de lo que la Casa Blanca dijera o hiciera, los cinco seguirán firmemente comprometidos con él.

No se trata de un pacto bilateral entre Irán y EEUU. Luego, cualquiera que sea su política interna, es su asunto, indicó el principal diplomático de Irán, recordando que EEUU es miembro permanente del Consejo de Seguridad. Y si no mantiene una resolución aprobada, que no solo votó sino que patrocinó, entonces estaría en juego la credibilidad de la institución que Washington considera muy importante.

Condenando a Trump por no certificar la adhesión de Irán al Plan Integral, señaló que nadie más confiará en que ninguna administración estadounidense participe en ninguna negociación a largo plazo, porque la duración de cualquier compromiso a partir de ahora variaría al término de su presidencia.

Preguntado si estaba pensando en algún país en particular en este momento, dijo que no, que estaba pensando en toda la comunidad internacional.

Respondiendo a la pregunta de la corresponsal de la CBS “¿No se refiere a Corea del Norte?”, dijo “bueno, incluida Corea del Norte. Pero pienso en toda la comunidad internacional”.

Verá, esa administración se está retirando de todo. Alguien denominó a esa administración “doctrina de retirada”. Ha abandonado el TLCAN. Se está retirando del Trans Pacific Partnership. Se está retirando de la UNESCO. Se está retirando de todo, manifestó, asegurando que la gente ya no puede confiar más en la palabra de EEUU. Verá, para llevar a Estados Unidos a sentarse en muchos de estos acuerdos internacionales, muchas personas deben hacer muchas concesiones.

Ahora nadie va a hacer concesiones a EEUU porque saben que el próximo presidente llegará y dirá: “No fue suficiente, no estamos satisfechos”, apuntó.

Cuando se le preguntó si Trump, eventualmente, retirara a Estados Unidos del acuerdo unilateralmente, ¿se mantendrá junto a los europeos, Rusia y China y proseguirá solo con ellos”, Zarif respondió que si una de las partes se retiraba del acuerdo, particularmente EEUU, y comienza de hecho a violar los elementos más importantes del acuerdo, entonces Irán decidirá.

En respuesta a la pregunta: “Entonces, ¿no se comprometen ahora a quedarse si EEUU se retira?”, Zarif reiteró: “nos hemos comprometido a no ser la primera parte en retirarnos del acuerdo”.

Y Zarif puntualizó: siempre que se respeten nuestros beneficios económicos consagrados en el acuerdo e Irán continúe recibiendo esos dividendos. Una vez que Irán no reciba esos dividendos, entonces se produciría una situación totalmente diferente.

El ministro de Exteriores también negó categóricamente que el secretario Rex Tillerson llamara ayer por la noche (viernes) para informar sobre varios aliados y líderes mundiales para exponerle una opinión sobre lo que estaba por venir.

En relación a la asociación de Irán con EEUU y otros países en el acuerdo nuclear que implica un gran compromiso diplomático, Palmer preguntó por qué no se daba el privilegio de hablar directamente con el secretario de Estado, Zarif indicó: “Bueno, creo que esa es una decisión que ha tomado EEUU”.

Cuando se le preguntó por lo que hizo con John Kerry, el ministro iraní manifestó: “Ciertamente lo hicimos, y produjo muchos resultados. Se produjeron muchos resultados positivos. Evitó algunos escenarios bastante desagradables. Pero esta administración ha decidido actuar de una manera totalmente diferente. Y puedo asegurarles que la dignidad y el orgullo iraníes no nos permitirán comprometernos cuando una parte no mantiene el respeto mutuo y la posición de igualdad “.

Zarif también desmintió que el Líder de la Revolución se hubiera opuesto al acuerdo desde el principio.

Respondiendo a Palmer, declaró que el Ayatolá Jamenei nunca ha confiado en EEUU. “Ninguno de nosotros confió nunca en EEUU. El acuerdo no estaba basado en la confianza. Estaba basado en la desconfianza mutua. Y creo que esa fue la fuerza de este acuerdo. No es algo negativo. Es la fuerza del acuerdo, pero desgraciadamente, la forma en que lo está manejando el presidente Trump, está aumentando la desconfianza, no solo entre Irán y EEUU, sino entre la comunidad mundial y EEUU, ya que no solo es impredecible sino poco confiable”.

En respuesta a la pregunta “¿Han renunciado por el momento a tratar de establecer mejores relaciones con la administración Trump y tratar de dejar atrás la retórica?”, Zarif señaló: “Bueno, creo que la administración Trump está cerrando los ojos ante las realidades de nuestra región, y está entrando en un atolladero que perjudicará los intereses nacionales de EEUU debido a su importancia como actor global, dañando a nuestra región. Creemos que sería importante que EEUU y la administración Trump ejercieran un reinicio en su trastorno cognitivo con respecto a nuestra región”.

1233**

Síganos en: https://twitter.com/irna_es