Zarif insta a la comunidad internacional a hacer frente a la intimidación de EEUU

Teherán, 4 de junio de 2018, IRNA - El ministro de Exteriores Mohammad Yavad Zarif manifestó que todos y cada uno de los miembros de la comunidad internacional tienen el deber de oponerse al comportamiento violento e intimidatorio de EEUU.

En las respectivas cartas enviadas a sus homólogos la semana pasada, Zarif urgió a condenar internacionalmente los actos unilaterales e ilegales estadounidenses, como su salida del acuerdo nuclear alcanzado con el G5+1, conocido oficialmente como Plan Integral de Acción Conjunta.

“La retirada ilegal del gobierno de EEUU del Plan Integral, y especialmente los métodos intimidatorios utilizados por esa administración al involucrar a otros gobiernos, desacredita el estado de derecho y cuestiona los principios de la Carta de la ONU, así como la eficacia de los organismos internacionales”, indicó el ministro de Asuntos Exteriores.

Añadió que la retirada de Estados Unidos del Plan Integral pretende debilitar el acuerdo nuclear y la Resolución 2231 de la ONU, adoptada en julio de 2015 en apoyo del histórico acuerdo.

Zarif recordó que para lograrlo, los reglamentos estipulados y el tiempo dedicado fueron fruto de conversaciones “precisas, sensibles y equilibradas” y que resulta imposible hacer ningún cambio ni celebrar nuevas negociaciones al respecto.

El presidente estadounidense Donald Trump anunció el pasado 8 de mayo que Washington abandonaba el acuerdo nuclear, firmado entre Irán y los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: EEUU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China, más Alemania.

Asimismo, Trump señaló que restablecería las sanciones nucleares e impondría “el nivel más alto” de sanciones económicas contra Teherán.

Según el acuerdo, Irán se comprometía a limitar su programa nuclear a cambio de la eliminación de las sanciones impuestas relacionadas con la energía nuclear.

El ministro destacó que la conclusión del acuerdo puso fin a una “crisis innecesaria” que se prolongó durante más de una década.

“El Plan Integral no pertenece solo a sus signatarios, de forma que una parte podrá rechazarlo de manera arbitraria e irresponsable en función de su política interna o las diferencias políticas con la antigua administración gobernante”, añadió el máximo diplomático iraní.

E hizo hincapié en que, a pesar de los actos de sabotaje cometidos por Estados Unidos y la incompleta aplicación del acuerdo, la República Islámica ha cumplido plenamente sus obligaciones estipuladas en el mismo.

Si el acuerdo nuclear se mantiene, los otros firmantes y socios comerciales deben garantizar a Irán que compensarán la retirada estadounidense sin condiciones y mediante medidas claras nacionales, regionales e internacionales, concluyó.

1233**

Síganos en: https://twitter.com/irna_es