Zarif señala que Irán debería sacar lo mejor de la grieta entre EEUU y Europa

Teherán, 30 de julio de 2018, IRNA - Irán puede aprovechar al máximo la brecha abierta entre EEUU y el continente europeo en su mejor interés, en lugar de tratar de tender un puente sobre ella, declaró el ministro de Exteriores Mohammad Yavad Zarif.

Europa debería decidir si está interesada en sus propios intereses o en los de EEUU y su presidente Trump, manifestó, recordando que las sanciones de Washington contra Irán han sido reimpuestas en contra de la voluntad de la Unión Europea.

Europa ha declarado su oposición a la retirada unilateral de EEUU del Acuerdo nuclear, formalmente conocido como Plan Integral de Acción Conjunta, pues la reimposición de sanciones contra Irán impedirá a las empresas europeas realizar negocios con Teherán.

Irán ha estado desempeñando un papel de puente respecto a las diferencias entre EEUU y Europa, añadió Zarif en una reunión a la que asistieron los embajadores iraníes y jefes de misión, así como diversos empresarios.

Nuestra sabiduría nos indica que ya no debemos asumir ese papel; y Europa y otros países importantes también han llegado a esa misma conclusión, señaló el ministro.

E Irán debería aprovechar esa oportunidad especial que se presenta, recalcó.

“En la actualidad, EEUU se siente aislado a pesar de todo su poder político y económico”, afirmó. Y Washington necesita ejercer una clara presión política para aplicar sus políticas.

En el pasado, otros países acompañaban a Estados Unidos en la imposición de sanciones contra Irán, recordó Zarif; pero hoy, los estadounidenses se ven privados de ese apoyo y de la legitimidad que solía disfrutar como resultado de las sanciones respaldadas también por la ONU.

Actualmente, EEUU no tiene la misma autoridad; más bien está obligando a otros países y a las compañías a actuar en contra de las demandas del Consejo de Seguridad de la ONU, aseguró.

“La resolución 2231 del CS de la ONU instaba a todos los países y organizaciones internacionales a no adoptar medidas que contradijeran el contenido de la resolución”, insistió el máximo diplomático.

“Por eso, EEUU no puede ordenar que una compañía privada o una entidad bancaria a que se enfrente a Irán según las regulaciones internacionales, y se ve obligado a presionarlos y obligarlos a actuar en contra de sus obligaciones internacionales”, explicó.

El mundo se enfrenta a un dilema: debe elegir entre su propia credibilidad o seguir a EEUU, concluyó Zarif.

1233**

Síganos en: https://twitter.com/irna_es