Sanciones anti iraníes de EEUU hará perder a Italia contratos de 20.000 millones

Madrid, 11 de noviembre de 2018, IRNA- Las sanciones impuestas por Estados Unidos (EEUU) a Irán supondrán para las empresas italianas la suspensión de contratos por un importe de 20.000 millones de euros, a pesar de que Italia ha quedado exenta temporalmente de estas restricciones por su fuerte dependencia del crudo iraní.

Italia siempre ha mantenido buenas relaciones comerciales con Irán, en 2017 fue el primer socio comercial de Teherán dentro de la Unión Europea y es actualmente el principal país europeo importador de petróleo de Irán.

"Con las sanciones de EEUU impuestas a Irán, primero en agosto y una segunda tanda ahora el 5 de noviembre, muchas empresas italianas, pero no solo, tienen miedo de entrar en el mercado iraní por las repercusiones que podrían sufrir", explica a Efe Annalisa Perteghella, experta en Irán para el Instituto italiano de Estudios Políticos Internacionales (ISPI).

"Estas sanciones serán nefastas para Italia y para los acuerdos por valor de 20.000 millones de euros que se habían firmado con Irán desde 2016 y que ahora están suspendidos. Seguramente se perderán", añade.

Perteghella indica que "en 2017 el intercambio comercial entre Italia e Irán fue de cerca de 5.000 millones de euros", pues "Italia importó 3.400 millones, casi todo procedente del sector petrolífero, y exportó mercancías a Irán por valor de unos 1.700 millones de euros".

Unas relaciones comerciales que ahora peligran por las sanciones que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trum,p ha decidido imponer a Irán, sumiéndolo en un aislamiento internacional que perjudicará a su economía, pero "también a la de Italia y a la del resto de países europeos, que no comparten la decisión de EEUU".

Tras imponer en agosto sanciones contra Irán que afectaban al comercio de oro y otros metales preciosos, Washington anunció el 5 de noviembre una nueva batería de restricciones que penalizan la venta de petróleo iraní y las transacciones de instituciones financieras con el Banco Central de Irán.

Sin embargo, EEUU eximió de estas sanciones a ocho países, entre ellos Italia, que podrán seguir importando crudo iraní de forma temporal.

Italia ha respirado aliviada por este "regalo" estadounidense, pero es una decisión temporal y "la idea es que Italia vaya reduciendo su dependencia a las importaciones de petróleo procedentes de Irán", comenta la experta.

"La decisión de EEUU es muy negativa para Italia", opina Perteghella, primero porque sepulta una fructífera relación comercial con Irán.

Perteghella recuerda que con la firma del histórico acuerdo nuclear en 2015 y el fin de las sanciones a Irán en 2016, Italia aprovechó esa oportunidad para sentar las bases de provechosos acuerdos comerciales futuros.

9408**

Fuente: EFE