Las Joyas Nacionales de Irán, uno de los mejores tesoros y colecciones del mundo

Teherán, 30 de marzo de 2019, IRNA- El inconmensurable Museo Nacional de Joyas de Irán alberga una de las mejores y más valiosas colecciones del mundo recopilada a lo largo de los siglos.

El espectacular museo no solo reúne la colección de las gemas más valiosas, sino que refleja el gusto y el trabajo preciosista de los artesanos iraníes, un rico patrimonio cultural del país.

Las hermosas coronas reales, tiaras, espadas, ricas perlas y otros artículos utilizados por los monarcas de varias dinastías iraníes de los últimos 400 años, particularmente del período de los Safaví, Afsharida, Qajar o los Pahleví, la representación más importante del poder y la riqueza de esos soberanos, dejan anonadados a cualquier espectador.

A pesar de que el uso de joyas llegó a su apogeo durante el mandato de los reyes safávidas, muy interesados en adquirir joyas de los países europeos y la India, tras la invasión afgana contra el Sultán Husein (1722) muchas de ellas fueron saqueadas de Kandahar como botín de guerra.

Más tarde, en 1738, Nader Quli Sha Afshar se las arrebató a los afganos y recuperó las alhajas saqueadas. Posteriormente se dirigió a la India y, tras conquistar Nueva Delhi, además de arrebatar otros tesoros, como miles de valiosos libros, se llevó el diamante "Mar de Luz" (Darya-ye Nur en persa).

En realidad, la estrella del museo es el propio diamante rosado de 182 quilates, el mayor diamante rosa del planeta.

Asimismo, el Trono del Pavo Real de oro, y con 26.000 piedras preciosas engarzadas, es otra de las espectaculares piezas del museo.

También llama la atención el orbe terrestre de casi un metro de altura y diseñado hace 140 años para un rey de la dinastía Qajar, en cuyo trabajo los orfebres emplearon 34 kilos de oro y engarzaron más de 50.000 rubíes, esmeraldas y diamantes (3656 gr de piedras preciosas).

Las coronas reales, así como la gargantilla de platino montada con 10 esmeraldas, 486 diamantes, 4 perlas utilizadas en la ceremonia de coronación en 1967 pertenecientes a los últimos reyes de Irán, Mohamad Reza Pahlaví (1919-1980) y su esposa Farah Diba, , también ocupan un lugar destacado del tesoro nacional.

El incalculable valor económico del tesoro iraní, cobijado en el Banco Central del país, lo ha convertido en parte formal de las reservas de divisas y como soporte de la moneda iraní.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es