Tiendas de la Media Luna Roja albergan a los afectados por las inundaciones