La alegría y vitalidad regresan a las zonas damnificadas por las inundaciones