5 may. 2019 9:56
News Code: 3693703
0 Persons
Ramadán en Irán

Teherán, 5 de mayo de 2019, IRNA- Falta solo un día para la llegada del mes de Ramadán, conocido como la Fiesta de Dios, y el pueblo iraní al igual que todos los musulmanes del mundo ya está dispuesto a recibirlo.

Mañana lunes, 6 de mayo, será el primer día de Ramadán. La fecha se establece tras la aparición de la luna nueva que señala el inicio del noveno mes del calendario islámico, momento en el que, según la tradición, el profeta Muhammad comenzó a recibir la revelación del Corán, hace más de 1.400 años.

Aunque el Islam prescribe los ritos que deben ser observados durante el Ramadán, las tradiciones de los musulmanes a lo largo de este mes varían de un lugar a otro.

La satisfacción por ayunar y el goce de sus recompensas espirituales conlleva que muchos musulmanes ayunen un día antes de su llegada, para de esta forma dar la bienvenida a este sagrado mes.

En vísperas del inicio del mes de ayuno, el pueblo iraní se dispone a desempolvar las mezquitas, donde posteriormente se celebrarán las oraciones colectivas, la recitación del Corán y diversas reuniones religiosas y culturales.

Los momentos espirituales del Sahar (madrugada) y el Iftar son inapelablemente los mejores para los que mantienen el ayuno. Cada día, antes del amanecer, se degusta el Sahari (la comida previa al ayuno) para poder aguantar hasta el final del día. Y tras la puesta del sol, se come el Iftari (la comida nocturna con la que se rompe el ayuno).

A la hora del Iftar, habitualmente, las familias se reúnen para degustar en grupo la cena después de la última oración del día, compuesta de dátiles, té, verduras, sopa, Asht-e Reshte, un caldo de vegetales, Halim, una sopa espesa de trigo y carne, o los típicos dulces del mes Zulbiya y Bamiye.

Asimismo, es costumbre invitar a las familias a compartir el Iftar en Irán, y otros reparten comida en las calles a aquellos que por cualquier razón no han logrado comer junto a sus familias.

Igualmente, los creyentes participan masivamente en las mezquitas y celebran las oraciones colectivas prescritas durante el mes de ayuno.

Al término del Ramadán se celebra el denominado Eid al-Fitr. A primera hora de la mañana del primer día de Shawwal, los musulmanes realizan una plegaria colectiva, y a continuación se reparten dulces, alimentos y bebidas en las mezquitas y hogares. Unas celebraciones que se prorrogan durante tres días en los países islámicos.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es