1 nov. 2012 16:02
News Code: 80397168
0 Persons
La Mezquita Yameh, Patrimonio de la Humanidad

Isfahán, 1 de noviembre, IRNA - “El Patrimonio Cultural es la identidad de una nación; si se lo arrebatan, se enfrentará con muchos problemas para seguir su camino”, declaró el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Durante la ceremonia de registro mundial de la gran 'Mezquita Yameh' en la histórica ciudad iraní de Isfahán (centro), que tuvo lugar con la participación de los embajadores de diversos países, Ahmadineyad afirmó que el Patrimonio Cultural es un gran tesoro para cada nación, que lo utilizan como un criterio para evaluar las naciones en la comunidad internacional.



Refiriéndose a que algunos monumentos históricos en el mundo se han construido por orden de personas que buscaban la fama, el mandatario iraní puso de manifiesto que los que idearon la construcción de la Mezquita Yameh, lo han erigido en pro del monoteísmo y la evolución humana, y sin duda este monumento invita a la gente a la cima más alta de la perfección humana.



El jefe del Ejecutivo iraní precisó que muchas personas que visitan dicha mezquita no son musulmanas y gozan de diferentes nacionalidades y religiones, pero al entrar a dicho lugar sienten una sensación de calma celestial.



La 'Mezquita Yameh', que figura en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), es el edifico más antiguo de su tipo conservado en el país y sirvió como prototipo para los diseños de más mezquitas en toda Asia Central.



El edificio cuenta con características arquitectónicas de diferentes períodos históricos, como Qajar (1794-1925), El Ilkanato (1256-1335), Safávida (1501-1722) y Selyúcida (siglos XI y XII).



La citada mezquita, el XIV monumento iraní que entra a formar parte del Patrimonio de la Humanidad, es una de las más antiguas (siglo VIII) que sigue en pie en Irán.





1233**1551