Las sanciones antiraníes ponen en riesgo la vida de los enfermos

Las sanciones antiraníes ponen en riesgo la vida de los enfermos

Teherán, 2 de noviembre, IRNA - La escasez de medicamentos en Irán debido a las sanciones impuestas por Occidente pone en evidencia el doble rasero de los países que alegan defender los derechos humanos, ha afirmado este viernes Ali Shahriari, Presidente del Comité de Salud de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles).



Los iraníes se han dado cuenta de que los autoproclamados defensores de los derechos humanos nunca han sido honestos con la República Islámica de Irán, ha reconocido Shariari.



El legislador iraní ha subrayado asimismo que las injustas sanciones antiraníes han provocado diversos problemas a los enfermos.



El pasado 5 de octubre, el Secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, advirtió de las graves consecuencias humanitarias de los embargos antiraníes, y afirmó que las sanciones occidentales atentan principalmente contra el pueblo iraní.



La Presidenta de la Fundación de Enfermedades Especiales de Irán, Fatemeh Hashemi , envió hace pocos meses una misiva a Ban Ki-moon, en la que advirtió sobre la escasez de los medicamentos necesarios para unos seis millones de pacientes iraníes, debido a las sanciones unilaterales de Occidente contra Irán.



El 4 de septiembre, el Washington Post publicó un artículo titulado “En Irán las sanciones se ceban en los enfermos”, en el que se detallaba que la escasez de medicamentos afectaba especialmente a los “pacientes de cáncer y a aquellos que reciben un tratamiento con trastornos complejos, como la hemofilia, la esclerosis múltiple y la talasemia, así como para trasplantes y pacientes que necesitan diálisis renal”.



Estados Unidos y algunos de sus aliados occidentales acusan a Teherán de perseguir objetivos militares con su programa nuclear, y con este pretexto le imponen duras sanciones.



Irán, por su parte, rechaza esas acusaciones y señala, que como miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y signatario del Tratado de No Proliferación (TNP) tiene derecho legítimo a adquirir y desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos.



La AIEA ha realizado numerosas inspecciones en las instalaciones nucleares de Irán, pero nunca ha encontrado evidencia alguna que confirmaran las alegaciones occidentales en cuanto a que el programa de energía nuclear iraní podría utilizarse para fines bélicos.



1233**1551