Ayatolá Jamenei: El mensaje del Hayy insta a la unidad entre los Musulmanes

Teherán, 19 de noviembre, IRNA - El Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, el Ayatolá Seyyed Ali Jamenei, señaló que la época del Hayy (peregrinación a La Meca) es aquella en la que se objetivan la solidaridad, la magnanimidad y la pluralidad del mundo del Islam, instando a la unidad entre los Musulmanes.

En su encuentro con los responsables del Hayy 2012, el Guía Supremo ha precisado que el ritual del Hayy, amén de abarcar la peregrinación, circunscribe otros aspectos importantes como la pluralidad, la magnanimidad y la solidaridad, que coadyuvan a la humanización, la construcción de la sociedad, y la solidaridad islámica.



Los peregrinos iraníes, ha declarado, son conscientes de esas características del Hayy, y hay que familiarizar, también, a los peregrinos de otros países con esos conceptos.



La importancia de la unidad entre chiíes y sunníes, ha sido otro de los temas tratados por el Líder Supremo, destacando que, aunque la divergencia entre esos dos grupos no es algo nuevo, en los últimos años ha aumentado significativamente.



A juicio del Ayatolá Jamenei, la intensificación de esas divergencias es la prueba de que han sido impuestas a la comunidad islámica.



El Guía Supremo ha calificado de “insuficiente” la unidad y el entendimiento actuales entre los chiíes y sunníes, y ha enfatizado la necesidad de resolver los problemas existentes.



Asimismo, ha mencionado el conflicto sirio como una de las inquietudes de los peregrinos, y tras reafirmar la lógica de la República Islámica de Irán al respecto, ha revelado que la realidad de la crisis de ese país es que la hegemonía busca acabar con uno de los elementos de la Resistencia ubicado en la vecindad del régimen de Israel.



Además, ha puntualizado que la solución de la crisis siria pasa por el cese del suministro de armas a ese país, ya que el equipamiento a los opositores, como en cualquier país del mundo, conllevará, naturalmente, el enfrentamiento de su Gobierno.



Si los opositores sirios dejen de lado sus armas, se propiciará el campo adecuado para solicitar al Gobierno de Siria que escuche las opiniones de los opositores, y ellos, por su parte, presenten sus posiciones, ha puntualizado.



1233**1551