Zahedán, 25 de marzo de 2013, IRNA - La policía iraní, en aplicación de la ley, se incautó de más 200 kg de diferentes tipos de narcóticos en la provincia suroriental de Sistán-Balechestán, durante las vacaciones del Nowruz (año nuevo iraní) en un automóvil aparcado en la ciudad de Saraván, según anunció un responsable policial de aquella provincia.

"Tras recibir información sobre un vehículo sospechoso Peugeot 405 aparcado en una calle de Saraván, la policía anti droga examinó el vehículo", señaló el Coronel Jefe de la policía de Sistán-Baluchestán.

El Coronel Nazari señaló que se habían incautado 212 kg de narcóticos, hábilmente escondido en el interior del vehículo.

La frontera oriental de Irán con Afganistán es la zona con mayor tránsito de opio del mundo. La posición geográfica de Irán le sitúa como lugar de tráfico preferido para los traficantes, que intentan transportar sus cargamentos desde Afganistán hasta los traficantes en Europa.

A su vez, Irán lidera los esfuerzos internacionales en la lucha contra las redes del narcotráfico y los traficantes de drogas. Según las estadísticas publicadas por las Naciones Unidas, Irán ocupa el primer lugar entre los países que combaten la entrada de drogas, y que contribuye en la disminución de la demanda de estupefacientes.

Cada año, el gobierno dedica cientos de millones de $ en levantar barreras entre las fronteras con Paquistán y Afganistán, y la aplicación de múltiples recursos en los respectivos puntos de control.

Las autoridades informaron que la lucha contra la adicción a las drogas, así como el tráfico de estupefacientes cuesta más de mil millones de $ al año a Irán.



1233**1551