Portavoz: La primera ronda de conversaciones en Almaty indica una tendencia hacia la racionalidad

Minsk, 30 de marzo de 2013, IRNA - El Portavoz del Ministerio de Exteriores, Ramin Mehmaparast, señaló que la primera ronda de negociaciones entre Irán y el Grupo 5+1 celebrada en Almaty, Kazajstán, señalan que esos países están dispuestos a adoptar la sensatez, lo cual podría conllevar un marco lógico que daría lugar al entendimiento.

Mehmanparast realizó esas declaraciones en una conversación con los periodistas en Bielorrusia.

Sobre las próximas conversaciones nucleares con el G5+1, que se celebrarán también en Almaty en abril, manifestó que Irán pretende restablecer sus derechos según el Tratado de No Proliferación (TNP), y considera que el marco de las negociaciones debería basarse sobre esas premisas.

Reiteró que los derechos de Irán deben ser reconocidos oficialmente, mientras que los puntos ambiguos de la otra parte deben ser eliminados.

La última ronda de conversaciones entre Irán y el sexteto (formado por China, Rusia, Francia, Reino Unido, EE.UU más Alemania) se desarrolló los días 26 y 27 de febrero en Almaty, donde ambos lados acordaron continuar los diálogos, los próximos días 5 y 6 de abril en la misma ciudad.

EEUU y algunos de sus aliados insisten en acusar a Teherán de buscar objetivos bélicos en su programa de energía nuclear y se fundamentan en este pretexto para imponer sanciones severas contra el país persa.

Mientras tanto, los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en numerosas visitas a las instalaciones nucleares de Irán, nunca han encontrado alguna evidencia de desvío en el programa de energía nuclear iraní que tiene fines pacíficos.

Preguntado sobre la posición de las autoridades de Bielorrusia en relación a las actividades nucleares de Irán, el Portavoz indicó que los dos países comparten idénticos puntos de vista, añadiendo que Minsk, como miembro del Movimiento de los No Alineados, ha señalado reiteradamente su apoyo al programa nuclear de Irán, y su derecho a desarrollar energía nuclear con fines pacíficos.

En cuanto a la amplia cooperación comercial y económica entre Irán y Bielorrusia, Mehmanparast manifestó que las potencialidades económicas de los dos países posibilitan el desarrollo de un papel complementario, y fomentar así la cooperación en áreas como el comercio, las exportaciones e importaciones, así como en los sectores de ingeniería y tecnológicos.

Destacó que las presiones de Occidente sobre los dos países, y la imposición de sanciones contra los mismos con fines políticos, son consideradas por Teherán y Minsk como ilógicas e ilegales.

El Portavoz iraní expresó la necesidad de incrementar la cooperación universitaria y de los medios de comunicación entre ambas capitales, e instó a facilitar los trámites para la expedición de visados para los ciudadanos de ambas naciones.



1233**1551