9 jul. 2019 15:46
Journalist ID: 2076
News Code: 83388722
0 Persons
La piratería británico-estadounidense en el estrecho de Gibraltar

Teherán, IRNA- El pasado 4 de julio, el superpetrolero Grace 1, que transportaba dos millones de barriles de petróleo iraní, fue retenido por la Marina Real británica en el estrecho de Gibraltar, un acto ilegal que la República Islámica de Irán describió como “piratería”.

Tras la retención del superpetrolero, la Cancillería iraní convocó al embajador británico en Teherán, Rob Macair, para transmitirle la protesta oficial de la República Islámica por este acto ilegal del Reino Unido, calificando la actitud de Londres como “piratería”.

Por su parte, el canciller iraní Mohamad Yavad Zarif, escribió en su cuenta de Twitter: “La captura ilegal por parte del Reino Unido de un petrolero cargado con crudo iraní a solicitud del equipo B es un acto de piratería, pura y simple. Establece un precedente muy peligroso que debe terminar inmediatamente”.

El Reino Unido ha alegado que el superpetrolero transportaba su carga a la refinería de la ciudad de Banias, un puerto situado al noroeste de Siria, y que esa refinería está sujeta a las sanciones de la Unión Europea (UE) contra Siria, y por ello había retenido el buque.

No obstante, hay dos contradicciones evidentes en las afirmaciones del Reino Unido: En primer lugar, el puerto de destino que los británicos afirman que se dirigía el petrolero no tiene capacidad para su amarre; y en segundo lugar, el Reino Unido retuvo el petrolero a petición de EEUU, a pesar de afirmar que lo habían hecho en base a las sanciones de la UE contra Siria.

En 2011, la UE impuso unilateralmente varias sanciones contra Siria, aunque las Naciones Unidas no las reconocen.

España, que reclama la soberanía sobre el estrecho de Gibraltar, ha manifestado su protesta contra el Reino Unido. El ministro español en funciones de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, denunció que el Reino Unido había retenido el barco a petición de EEUU.

Gibraltar es una región estratégica del sur de la Península Ibérica, de la que tanto Madrid como Londres reclaman su soberanía.

La retención del superpetrolero Grace 1 en el estrecho de Gibraltar por la Marina Real británica demuestra que Inglaterra está el mismo lado que Estados Unidos por muchas razones nacionales e internacionales, y contradice además las normas y costumbres de las relaciones internacionales.

9490**1233

Your Comment

You are replying to: .
1 + 3 =