La intervención de Fuerzas extranjeras en el Estrecho de Ormuz es la causa de la inestabilidad

Nueva York, IRNA- El representante permanente de la República Islámica ante las Naciones Unidas subrayó el martes que el mantenimiento de la seguridad en el Golfo Pérsico es una responsabilidad de los estados ribereños, advirtiendo que la presencia de fuerzas extranjeras en esa zona estratégica solo conducirá a la inestabilidad. 


Durante su intervención ante la sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas centrada en “la Paz y seguridad internacional”, el diplomático persa Mayid Tajt-e Ravanchi describió el despliegue de más de 70.000 militares estadounidenses como uno de los principales motivos de la inseguridad y la inestabilidad en Oriente Medio, recordando que el Pentágono tiene activas fuerzas militares en todos los estados del Golfo Pérsico, excepto en Irán.

En este sentido, añadió: "El número de instalaciones militares extranjeras en Oriente Medio se ha incrementado de 4 en 1991, a 41 en 2018. Casi todas pertenecen a Estados Unidos, lo que supone la mayor concentración de bases militares del mundo".

Por otro lado, se refirió a la retirada unilateral de Washington del Plan Integral de Acción Conjunta, como otra de las razones de la inestabilidad en la región, criticando “el desenfrenado flujo de armamento estadounidense en la región, que la ha convertido en un barril de pólvora”.

“Las únicas beneficiarias del ingente almacenamiento de armas en la región son las industrias de defensa de los países exportadores. No debemos ignorar el dicho "divide y vencerás" que aplica EEUU y que persigue diseminar las semillas de la discordia permanente entre los estados regionales”, añadió el alto diplomático persa, lamentando asimismo que la Iranofobia difundida por los funcionarios estadounidenses está destinada a lograr ese objetivo.

**1233

Your Comment

You are replying to: .
7 + 7 =