El plan del presidente Rohani, la vía más económica y eficaz de establecer la seguridad en todo el mundo

Teherán, IRNA- En el camino hacia el establecimiento de la paz y la seguridad internacionales, Irán, contrariamente a los estadounidenses, que han cerrado todas las puertas y esperanzas con el aumento de sanciones, propone varias medidas prácticas que pueden ayudar a Donald Trump y a sus aliados a desandar las difíciles situaciones que ellos mismos han propiciado.

Respecto a la primera medida, el líder supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Ali Jamenei, declaró la semana pasada que si el gobierno de EEUU vuelve al Plan Integral, podría participar en las negociaciones y al diálogo en el marco del acuerdo nuclear. Además, agregó que esa es la forma más lógica y práctica que liberaría a Trump del callejón sin salida al que él mismo se ha metido. Ahora habría que ver si puede aprovechar esa vía.

La segunda propuesta es la 'Iniciativa por la Paz de Ormuz' que el presidente iraní Hasan Rohani formuló antes de su viaje a Nueva York para participar en la sesión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esa iniciativa engloba una solución integral y práctica a la crisis regional y a los problemas de seguridad que sufre la región.

Esas iniciativas arrojan luz sobre la oscuridad política que afecta a la región, una vez que las crisis y todos los caminos han conducido a un callejón sin salida. Habrá que ver si los países de la zona saben aprovechar esa oportunidad de oro, en lugar de liquidar las soluciones y solo desean desatar una guerra en la región.

Hasta ahora, las soluciones para la región de Trump y sus aliados no han funcionado: Ni los altos gastos militares estadounidenses, ni los brutales ataques saudíes contra el Yemen, con la masacre de civiles, niños y mujeres incluidas. La razón no es tan complicada, porque la situación global ha cambiado en el siglo XXI y el mundo ha superado el unilateralismo de Washington. Las reglas de juego han cambiado y la economía mundial está tratando de hallar una salida a la hegemonía del dólar. Por eso, podría decirse que la pelota está ahora en el tejado de Trump y sus aliados en la región para que podamos sobrepasar esta etapa a un coste menor.

El movimiento popular yemení Ansarolá también ha ofrecido otra oportunidad a los saudíes para que pongan fin a la guerra lo antes posible, especialmente después de los considerables ataques contra las instalaciones petroleras saudíes.

Tras asumir su responsabilidad en los ataques contra Aramco, los yemeníes han lanzado una advertencia a los saudíes de que si continúan con los ataques contra los civiles, contraatacarán con mayor firmeza.

Así pues, las nuevas condiciones e iniciativas propuestas están sobre la mesa, cuando la situación actual resulta muy peligrosa e impredecible.

Todos los analistas e incluso los líderes regionales coinciden que Asia Occidental y Oriente Medio no pueden soportar una nueva guerra, que la situación en la región se encuentra en el nivel de máxima tensión, y que si el camino que tomamos hoy conduce a la guerra, todo el mundo perderá y no se vislumbra un claro vencedor.

No obstante, parece que los estadounidenses no tienen interés en poner fin a las tensiones y los conflictos. La verdad es que a medida que la crisis se enquista, las debilidades militares de EEUU se exacerban y, en caso de una posible guerra, no solo los intereses sino un gran número de sus tropas estarán en peligro.

De todos modos, la pelota está ahora en el tejado de EEUU y sus aliados. ¿Sabrán aprovechar esta oportunidad para garantizar la seguridad global? Esta es la pregunta cuya respuesta conoceremos en los próximos días.

9490**1233

Your Comment

You are replying to: .
1 + 2 =