La Iniciativa de Paz de Ormuz, una oportunidad irrepetible para el Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico

Teherán, IRNA- En un discurso pronunciado el pasado mes de septiembre ante la 74ª Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente de la República Islámica, Hasan Rohani señaló: “De acuerdo con la histórica responsabilidad de Irán en mantener la seguridad, la paz, la estabilidad y el progreso en la zona del Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, invito a todos los países afectados por los sucesos de la zona a unirse a la “Coalición de la Esperanza” que representa la “Iniciativa por la Paz en Ormuz”.

La República Islámica ha ofrecido su cooperación recogida en el Plan de Paz de Ormuz a los seis países del sur del Golfo Pérsico para aportar seguridad y estabilidad en la región.

La existencia de enormes reservas de gas y petróleo en el Golfo Pérsico y los países circundantes, conocidos como el 'Heartland' (corazón de la región) de la energía mundial, han llevado a Irán, dada su posición en la región, a presentar ese plan para resolver los problemas existentes.

Básicamente, una de las principales causas de los problemas y las discrepancias en la región del Golfo Pérsico es la presencia y las políticas divisorias de algunas potencias transregionales que solo persiguen asegurar y mantener sus intereses, vender sus armas y saquear los ingresos petroleros de la región, sin permitir que los países de la zona resuelvan los problemas conjuntamente, manteniendo su vida cotidiana alejados de ciertas tensiones.

En los últimos meses, después de las crecientes tensiones en la región, uno de los hechos que se ha evidenciado para varios países del mundo, especialmente los estados del sur del Golfo, es la nula intervención de algunas potencias transnacionales ante esas tensiones debido a sus consideraciones específicas, contrarias a sus posiciones oficiales, y cuando se meten en problemas, se niegan a adoptar medidas con el pretexto de que se requiere una mayor investigación.

En este contexto, una de las principales preocupaciones de los países ribereños del Golfo Pérsico es allanar el terreno para lograr un acuerdo entre Irán y las potencias mundiales. El mejor ejemplo de ello se refiere a la preocupación de algunos países de la región respecto al Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) alcanzado entre Irán y las seis potencias mundiales.

Teniendo en cuenta la historia, los intereses y la geografía comunes, el mejor eje para cualquier acuerdo, los países árabes del sur de la región deben esforzarse cuanto antes para garantizar la seguridad y la estabilidad de la importante y sensible región del Golfo Pérsico.

9490**1233

Your Comment

You are replying to: .
2 + 13 =