Conocimientos técnicos tradicionales sobre la fabricación y práctica del dotār, incluidos en la Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial de la UNESCO

Teherán, IRNA- La reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en la capital colombiana el miércoles por la tarde agregó Dotar iraní a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los grupos étnicos y las comunidades de las regiones donde se practica la música interpretada con dotār consideran que los conocimientos técnicos tradicionales sobre la fabricación y práctica de este instrumento son componentes socioculturales fundamentales de su arte musical popular. Los depositarios y practicantes de este elemento del patrimonio cultural vivo son agricultores en su gran mayoría; los hombres fabrican artesanalmente los instrumentos y los intérpretes son tanto hombres como mujeres. El dotār es un instrumento musical tradicional de dos cuerdas pulsadas que tiene una caja en forma de pera, fabricada con el tronco seco de una morera, y un mástil hecho con madera de nogal o albaricoquero. Según una creencia popular, una de sus dos cuerdas es masculina y toca los acordes, mientras que la otra es femenina e interpreta la melodía principal. La música de dotār se toca en eventos socioculturales importantes: desposorios, fiestas, celebraciones y ceremonias rituales. Hace ya varios decenios que esta música se interpreta en numerosos festivales locales, regionales, nacionales e internacionales. Cuando tocan sus instrumentos los músicos narran toda una serie de relatos épicos, históricos, líricos, morales y gnósticos que son elementos esenciales del pasado, del orgullo y del sentimiento de identidad de su etnia. Los conocimientos tradicionales sobre la fabricación y práctica del dotār se transmiten de maestros a alumnos mediante una enseñanza de carácter informal. Presente en la literatura oral y escrita que recoge la historia y los orígenes de sus depositarios, este elemento del patrimonio cultural vivo propicia la coexistencia pacífica, el respeto mutuo y el entendimiento entre las diferentes comunidades, así como entre los distintos países vecinos que lo practican.

Fuente: Umesco

Your Comment

You are replying to: .
3 + 2 =