10 mar. 2020 23:53
Journalist ID: 2396
News Code: 83708823
0 Persons
El terrorismo médico de EEUU asesina la ética y la ley

Teherán, IRNA- El enfoque del gobierno estadounidense  al imponer restricciones y obstaculizar el envío de medicamentos y herramientas médicas que precisa el pueblo iraní, es una clara muestra de "terrorismo médico" y la "matanza de la ética y la ley".  

IRNA considera que, después de que EEUU impusiera severas sanciones y presiones durante los dos últimos años contra la nación persa, ha cometido un grave crimen a través del terrorismo económico; y ahora, mediante triquiñuelas propone el envío de fármacos a Irán para contener el brote del coronavirus, aunque esas propuestas se han planteado, únicamente, de cara a la galería y para convencer a la opinión pública.

En la actualidad, el coronavirus continúa propagándose de forma asombrosa en todo el mundo, extendiéndose en más de 100 países.

Los métodos para luchar contra ese perverso virus varían según el país. Sin embargo, resulta absolutamente claro que para afrontar decisiva y eficazmente a este invitado indeseado se requieren las infraestructuras adecuadas, así como los debidos recursos financieros y farmacéuticos.

A lo largo de los últimos dos años el pueblo iraní se ha estado enfrentando a las más crueles e inhumanas sanciones impuestas hasta ahora por el gobierno de EEUU.

En este sentido, y pese a las afirmaciones de las autoridades norteamericanos según las cuales el país persa no se encuentra sometido a sanciones, el sector sanitario y de tratamientos de la República Islámica también ha sufrido daños innegables debido a las restricciones impuestas sobre las transacciones financieras.

Por ello, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, hizo un llamamiento a la comunidad mundial a reaccionar y a no guardar silencio ante el terrorismo económico y el terrorismo médico de EEUU, y tuiteó: "DonaldTrump está endureciendo maliciosamente las sanciones ilegales con el objetivo de drenar los recursos necesarios para Irán en la lucha contra el COVID19, mientras nuestros ciudadanos siguen muriendo. El mundo ya no puede permanecer en silencio: El Terrorismo Económico de EEUU está siendo suplantado ahora por su Terrorismo Médico".

La extensión del coronavirus en Irán ha incrementado las preocupaciones de la población sobre la enfermedad, acudiendo masivamente a las farmacias. Todo ello se produce cuando anteriormente muchos pacientes ya afrontaban dificultades para conseguir medicamentos debido a las sanciones anti iraníes de Washington. Y actualmente, el abastecimiento de productos sanitarios y de tratamientos se ha convertido más difícil que nunca.

Si bien EEUU ha asegurado que los artículos humanitarios, como medicamentos o instrumentos médicos, están exentos de sus sanciones, esa afirmación resulta falsa porque muchas entidades bancarias mundiales, por temor a las imposiciones estadounidenses, dificultan que Irán pueda abastecerse de los medicamentos que necesita, lo cual se ha producido en los últimos meses respecto a los medicamentos para los pacientes con EB o “Niños mariposa”.

El presidente de EEUU, Donald Trump, durante un discurso ante los líderes conservadores a las afueras de Washington, insistió en su posición de doble rasero respecto a la República Islámica, afirmando que su Gobierno está dispuesto a "ayudar a los iraníes" a contener el avance del coronavirus si Teherán se lo pide.

En respuesta, el presidente Hassan Rohani criticó durante el consejo de ministros celebrado  el pasado miércoles que EEUU, después de adoptar las medidas más "siniestras" contra los iraníes en los últimos dos años al reimponer los embargos al suministro de alimentos y medicamentos, se esconde ahora detrás de "una máscara de amabilidad" y finge que pretende ayudar a la nación.

"Si ustedes [EEUU] dijeran realmente la verdad, al menos deberían levantar sus sanciones a los medicamentos. Ese sería un primer paso. Y también deberán reconocer que han perjudicado a la nación iraní y ofrecerle una disculpa”, añadió Rohani, instando a Washington a levantar el veto a los suministros alimentarios.

Por su parte, el portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Seyyed Abbas Musvai, tuiteó: "A pesar de las falsas afirmaciones de Estados Unidos de que los alimentos y medicamentos no están sujetos a sanciones, [de hecho] han bloqueado cualquier transacción bancaria a este respecto".

Y añadió: "Al proclamar el lanzamiento del denominado canal humanitario para suministrar medicamentos, admitieron oficialmente que esa afirmación es absurda y contraria al fallo del Tribunal Internacional de Justicia (JCI), y que los medicamentos y los alimentos también están sujetos a sanciones, lo cual no debería producirse".

A su vez, el asesor especial del presidente del Parlamento iraní para Asuntos Internacionales, Hosein Amirabdolahian, criticó en su cuenta de Twitter que la Tesorería de Estados Unidos no permite el transporte de los medicamentos y los equipos médicos adquiridos por Irán para curar a los pacientes con el  COVID19, denunciando que lo que dicen las autoridades norteamericanos es una pura mentira y que no han levantado ninguna sanción humanitaria.

"Ellos han atentado contra Irán y la nación iraní", insistió.

La matanza de la ética y la ley bajo la sombra negligente de la comunidad mundial

La verdad es que el enfoque del gobierno de EEUU al enfrentarse al pueblo iraní limitando el suministro de los medicamentos necesarios, legalmente reúne las características de crímenes contra la humanidad. Y actualmente, la amarga realidad del sistema internacional revela que el “derecho internacional” se implementa y funciona siempre que esté respaldado por una potencia. De hecho, el derecho internacional está secundando a la política y el poder.

De esa forma, si las potencias mundiales quieren, pueden aprovecharse de cualquier suceso como un pretexto para movilizar a las organizaciones y los derechos internacionales en su propio beneficio y dar legitimidad a sus pretensiones.

Por lo tanto, no se puede esperar que las instituciones y organizaciones internacionales adopten medidas significativas contra la flagrante violación de los derechos internacionales y el asesinato de la ética y la ley. Sin embargo, sería deseable que la opinión pública de la comunidad internacional, gracias a la fuerza que mantiene, no permanezca en silencio ante esos actos hostiles y criminales.

9408**1233

Your Comment

You are replying to: .
3 + 0 =