21 mar. 2020 15:24
Journalist ID: 2389
News Code: 83722858
0 Persons
Zarif: El terrorismo médico de EEUU impide una respuesta eficaz ante la epidemia global

Teherán, IRNA- El canciller iraní Mohamad Yavad Zarif declaró que el terrorismo médico de EEUU impide dar una respuesta eficaz para superar la epidemia mundial del coronavirus.

En una entrevista con el diario brasileño Folha de São Paulo, Zarif condenó la imposición de sanciones por parte del gobierno estadounidense que dificultan la lucha contra el Covid-19.

A la pregunta de porqué Irán ocupa el tercer puesto en el número de muertos por el coronavirus, el impacto de las sanciones y el aislamiento económico ante la actual situación, Zarif aseguró que las sanciones han reducido los recursos económicos, los ingresos petroleros y han afectado al sector privado del país.

La “presión máxima” de Estados Unidos bloquea las exportaciones “y por ende, tenemos menos recursos para la inversión”, agregó.

Irán es un país rico, pero las sanciones impiden que nos dotemos de los recursos necesarios para atender a las personas afectadas, señaló.

E incluso si tuviéramos la capacidad económica necesaria, las sanciones impiden la compra de medicamentos y equipos médicos.

Las sanciones impiden que los fabricantes europeos de equipos médicos mantengan relaciones comerciales con Irán, dijo, lamentando que Estados Unidos impone distintas formas de restricciones económicas y médicas; se trata de un crimen contra la humanidad, sentenció.

Respecto a la supuesta ayuda ofrecida por Estados Unidos, Zarif aseguró que se trataba de pura hipocresía.

Hace unos días, el Secretario de Estado de EEUU instó a allanar el camino para ayudar a Irán en la lucha contra el coronavirus, pero las únicas medidas que deberían tomar son evitar la creación de obstáculos, indicó.

Nos cuidaremos y contaremos con los amigos para la implacable lucha contra la pandemia, aseguró Zarif, aconsejando a Estados Unidos que detenga el terrorismo económico. “Si no está dispuesto a hacerlo, instaremos al mundo a detener este acoso”, advirtió.

Resulta inhumano que los iraníes estén muriendo y el resto de países permitan la intimidación estadounidense con la esperanza de no verse perjudicados, señaló.

Zarif se refirió asimismo a las consecuencias de las crisis creadas por EEUU tras el asesinato del comandante de las Fuerzas Quds del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica, (CGRI) el teniente general Qassem Soleimani, así como de varios oficiales militares iraquíes, incluido el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular Iraquíes (PMU), Abu Mahdi Al-Mohandes: Los estadounidenses cometen graves crímenes y esperan que Irán impida la reacción de otros, señaló.

No podemos controlar a los ciudadanos de otros países que quieren defenderse, dijo, asegurando que si los estadounidenses persisten en sus agresiones contra los iraquíes, deberán sufrir las consecuencias. No pueden pretender acusar a Irán de apoyar a esos grupos, dijo el diplomático iraní.

Respecto a las relaciones con los grupos chiíes, el ministro manifestó: “Mantenemos relaciones no solo con los grupos chiíes, sino también con los suníes y los cristianos”.

Irán tiene una política de apoyo a quienes están bajo la represión, afirmó, aconsejando a Estados Unidos que entienda esa cuestión, dado que ellos afirman que apoyan la democracia y a los oprimidos.

Irán tiene influencia sobre ellos, pero no los controla, apuntó.

Preguntado sobre la venganza por el asesinato del general Soleimani, Zarif explicó que según el artículo 51 de la Carta de la ONU, el gobierno iraní estaba legitimado para defenderse y atacó la base desde la cual se había lanzado la operación de asesinato.

Por otra parte, Zarif se refirió al acuerdo nuclear, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), asegurando que sigue vigente y que las regulaciones internacionales no prescribirán únicamente porque un criminal las viole, como ha hecho el régimen estadounidense con la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU.

A la cuestión de si el asesinato del general Soleimani había enturbiado las relaciones Irán-Brasil, Zarif declaró: “Desde hace más de 100 años mantenemos relaciones bilaterales y nuestras políticas se complementan entre sí”.

Brasil ha sido uno de los mayores países consumidores de productos petroquímicos iraníes, añadió.

Finalmente, el ministro elogió la posición de Brasil respecto al apoyo a las regulaciones internacionales, la integridad territorial y el respeto a la soberanía. Y asimismo, Brasil goza de una posición sólida y contraria al abuso de poder en las relaciones internacionales, concluyó.

9490**1233

Your Comment

You are replying to: .
6 + 8 =