6 abr. 2020 21:15
Journalist ID: 2396
News Code: 83741295
0 Persons
Saadi, el clásico de la poesía farsi que citó Pedro Sánchez

Teherán, IRNA- El presidente del Gobierno español mencionó en su discurso del sábado unos versos de un autor medieval persa, viajero y sabio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiso, en su comparecencia del sábado reforzar, y adornar, su llamada a la unidad de todos los españoles ante la pandemia con una cita de un poeta persa, Saadi. Sánchez recordó que en el Hall de las Naciones, en la sede de la ONU, en Nueva York, hay un tapiz que reproduce unos versos de este autor medieval, referencia fundamental de la cultura iraní: “Todos los seres humanos somos parte de un mismo cuerpo. Cuando la vida afecta a un miembro, el resto del cuerpo sufre por igual. Si no te afecta el dolor de los demás, es que no mereces llamarte humano”. ¿Quién fue Saadi? ¿Por qué sus versos merecen estar en la sede de la ONU? No es la primera ocasión en que un líder político se sirve de sus sentidas palabras. Barack Obama lo hizo en marzo de 2009, a través de un vídeo con el que quería iniciar una relación más amistosa con Irán. Con subtítulos en farsi, el entonces líder de EE UU quiso tender una mano a los gobernantes y al pueblo iraní y se ayudó de estos versos como gesto de hermandad entre los pueblos.

Saadi nació en 1213 en Shiraz, “ciudad conocida por su poesía, sus rosaledas”, dice el director del Centro Persépolis de Madrid, Ahmad Taheri, un espacio para la difusión de la cultura y las artes persas. Fue Saadi un poeta y un sabio, “que recorrió una parte importante del mundo, Anatolia, Damasco, Jordania, Irak, Arabia… porque tenía inquietudes, afán de conocer otras sociedades y culturas”, añade Taheri. Este apunta el tremendo eco que ha tenido en los medios de comunicación de su país la referencia de Sánchez a una de las figuras más grandes de la literatura en farsi. Sin embargo, Saadi no fue una excepcionalidad de su época, sino que vivió en los siglos de oro de la literatura persa. Sus obras fundamentales son Bustán (El jardín de flores, de 1257) y Golestán (La rosaleda, una deliciosa prosa poética de 1258, repleta de juegos de palabras).

“Bustán está formada por 10 capítulos con cuentos que compendian su sabiduría. Escribió en esa obra sobre lo que conoció, pero le dio un toque de ficción para transmitir moralejas”, añade Taheri. El responsable del Centro Persépolis subraya que en el Bustán habla, por ejemplo, de cómo tiene que ser un buen Gobierno y cita de memoria varios pasajes: “Cuando llegues al poder, no hagas sufrir a tus antecesores, porque también ocuparon un lugar importante y no merecen ser humillados”.  Aparte, Saadi es uno de los principales creadores de poesías amorosa en forma de odas que tituló Qazaliat.

El que más de siete siglos después de su muerte, acaecida en su ciudad natal, en 1291, pueda seguir de actualidad da una idea del carácter de Saadi de clásico para la cultura de Irán. “Está en todas las casas de las familias iraníes. Es que si lo lees, ves que sigue siendo moderno, sus palabras son de hoy”. Una vigencia a la que ha ayudado, por ejemplo, el que sea “el poeta preferido del cineasta Abbas Kiarostami”, apunta Taheri. Al mausoleo de Saadi en Shiraz siguen acudiendo cada año, el 21 de abril, muchas personas para honrarlo y recitar sus poemas.

Saadi no solo ha tenido una influencia enorme en la literatura iraní, también fue recogido, traducido y admirado en Occidente. “Hay ya traducciones de él de finales del siglo XIV, una del Golestán al francés en el XVII; en 1651 una incluso al latín, en 1654 al alemán…". Para quien quiera descubrirlo en una buena versión al español, Taheri recomienda la que hizo Joaquín Rodríguez de La rosaleda para la editorial El Cobre.

Fuente: El País

Your Comment

You are replying to: .
5 + 6 =