El sistema bancario iraní adopta medidas especiales para afrontar las consecuencias económicas del Covid-19

Teherán, IRNA- Afrontar las consecuencias económicas del brote del coronavirus es una de las máximas prioridades del Gobierno y del sistema bancario de Irán, por lo que se han realizado grandes esfuerzos para reducir las consecuencias de la crisis, proporcionando facilidades a los comerciantes y empresarios, aplazando la devolución  de préstamos e implementando proyectos sociales de apoyo. Y la cuestión más importante es que todas esas medidas fueron impulsadas a pesar de las sanciones sin precedentes de EEUU.

El brote del coronavirus, bautizado como Covid-19, ha supuesto un gran desafío para la situación económica y laboral en todos los países, de tal forma que numerosos expertos han advertido sobre el cierre de empleos y negocios, el aumento del desempleo, el despido de trabajadores, la disminución de ingresos y la recesión a nivel mundial.

Los diferentes sectores económicos de Irán, al igual que en otros estados, se enfrentan a importantes desafíos económicos por la propagación de esa pandemia. Numerosos empleos del sector servicios se han rescindido y muchos de ellos experimentan una significante reducción de ingresos, y son incapaces de abonar sus préstamos o cumplir con sus compromisos.

A pesar de todos esos problemas, el Gobierno ha realizado grandes esfuerzos para aliviar las consecuencias económicas de la crisis mundial del coronavirus, cuya principal responsabilidad recae sobre el sistema bancario del país.

La asignación de 1.000 millones de euros del Fondo de Desarrollo Nacional para hacer frente a los impactos del Covid-19, la asignación de 750.000 millones de riales en préstamos económicos para apoyar a diversos sectores económicos, el  aplazamiento de 3 meses para el pago de los trabajos afectados por el virus, el aplazamiento del pago de préstamos sin interés, la concesión de préstamos de un millón de tomanes a 23 millones de familias, el aval de préstamos a bajo interés a 4 millones de personas cuyos negocios han cerrado o han sufrido pérdidas o la prolongación del período para la liquidación de deudas bancarias son algunas de las principales medidas adoptadas por el gobierno.

Cabe mencionar que los continuos embargos impuestos por EEUU han multiplicado los problemas habidos en Irán. Otros países han implementado sus políticas de apoyo sin sufrir los problemas derivados de las sanciones, e Irán se ha visto privado de muchas herramientas y oportunidades.

El portavoz del Ministerio de Sanidad, Kianush Yahanpur, declaró este lunes que 24.236  pacientes de un total de  60.500, contagiados por el coronavirus se habían curado, aunque lamentablemente 3.739 habían fallecido.

9408**1233

Your Comment

You are replying to: .
5 + 2 =