La confiscación por EEUU de mascarillas y guantes es resultado de la cultura liberal occidental

Teherán, IRNA- El ayatolá Jameneí, Líder de la Revolución Islámica de Irán, se ha dirigido hoy jueves en directo por televisión a la nación iraní, en el aniversario del nacimiento del Salvador Prometido, el imam Mahdi (a.s.). En su intervención, tras señalar que en el mundo se siente hoy en día más que nunca la necesidad de un salvador, ha hecho notar que, pese a haber experimentado diversas escuelas, como el comunismo y la democracia liberal occidental, la humanidad aún no siente sosiego.

Quizá haya habido pocos periodos en la historia en que la humanidad entera sintiera tanto como hoy la necesidad de un salvador, ya fuera consciente o inconscientemente: la necesidad de un salvador, de un guía divino poderoso, ha precisado el Líder Iraní.

Luego de asegurar que hoy en día la humanidad padece pobreza, enfermedad, injusticia y una gran desigualdad social, el ayatolá Jameneí ha subrayado que la humanidad es hoy testigo del abuso por las potencias de la ciencia, los descubrimientos y la naturaleza. “Esto cansa y deprime a la humanidad, que siente la necesidad de un salvador”, ha añadido.

“La razón humana es una gran gracia que puede resolver parte de los problemas, pero no todos. Por ejemplo, hoy en día, la ciencia mundial está al servicio de la desigualdad y las guerras. Hacen falta una fuerza espiritual divina y la mano poderosa del imam infalible”, ha indicado el Líder.

Además, ha recordado que se ha prometido la llegada de un salvador divino en todas las religiones. “En el Islam, se pide a la gente que espere al Salvador. Esperar no quiere decir quedarse sentados de brazos cruzados, sino tener esperanza y estar preparados. Quiere decir ser activos”, ha declarado el ayatolá Jameneí.

En otra parte de sus declaraciones, el Líder iraní ha hablado del coronavirus, conocido como COVID-19, haciendo hincapié en que “la propagación del coronavirus es una prueba general para el mundo, tanto para los gobiernos como para los pueblos. El de Irán ha brillado con excelencia en esta prueba, corriendo el máximo orgullo nacional al personal sanitario”.

“El conjunto del personal sanitario ha puesto sus vidas al servicio de la gente. Eso es muy importante. Han soportado estar lejos de la familia, incluso en las vacaciones de Nouruz, falta de sueño y mucha tensión nerviosa. Todo ello es un honor para el colectivo médico de Irán”, ha dicho el ayatolá Jameneí.

A su juicio, junto al personal sanitario, han entrado en la lucha contra el coronavirus seminaristas, estudiantes y basiyíes voluntarios, cuyos servicios son de valor incalculable. Además, ha indicado que el uso en esa lucha de la capacidad operativa y científica del Ejército y los miembros del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) es además un orgullo.

El ayatolá Jameneí también ha calificado de “asombrosa” la colaboración del pueblo iraní frente al COVID-19, precisando que alimentación de necesitados por la gente, casas convertidas en sastrerías para coser mascarillas gratis, desinfección de barrios, mediación ante caseros para no cobrar alquileres y decenas de acciones más son unos ejemplos de la colaboración.

“Toda esa colaboración popular frente al coronavirus muestra la solidez entre la gente de la cultura del Islam. Enfrente, la civilización occidental ha mostrado sus resultados, siendo uno de los más repugnantes la confiscación por EEUU de mascarillas y guantes de otras naciones”, ha subrayado el Líder.

La requisa de mascarillas de otros países, el vaciado de supermercados, que lleguen a las manos por algo de papel higiénico o que hagan fila para comprar armas a la vez que se propaga el coronavirus es resultado lógico y natural de la filosofía reinante sobre Occidente, ha dicho.

El Líder iraní ha informado que en algunos países occidentales se ha dicho que no se dé prioridad al cuidado de enfermos de COVID-19 ancianos, discapacitados o con dolencias graves, agregando que todo ello es resultado del predominio de la cultura occidental, basada en el materialismo y el ateísmo.

“Hace unos días, un gobernante occidental dijo que, con el COVID-19, se veía resurgir el salvaje Oeste. Cuando nosotros decíamos que en la civilización occidental existe un salvajismo compatible con el agua de colonia y la corbata, algunos se extrañaban. Ahora lo reconocen”, ha recalcado.

“El COVID-19 es un gran problema, peligroso para la humanidad, pero no mayor que otros padecidos por la nación iraní. En la guerra, los aviones de (dictador iraquí) Saddam arrojaban bombas químicas sobre el pueblo iraní con ayuda de esos mismos gobiernos occidentales, matando a miles de personas”, ha recordado.

El Líder iraní ha precisado que el coronavirus es un gran problema, pero no olvidamos que en Vietnam, Irak, etc., EEUU mató a cientos de miles de personas, y ahora mismo millones de personas sufren la opresión de EEUU y sus aliados en Yemen, Palestina, etc. “La humanidad tiene problemas peores que el COVID-19”.

Fuente: Khamenei.ir

9490**

Your Comment

You are replying to: .
1 + 2 =