El presidente Rohani anuncia que Irán pondrá en marcha un nuevo sistema de detección sobre la expansión del coronavirus

Teherán, IRNA - El presidente Hassan Rohani declaró durante la reunión del Comité Nacional sobre la Lucha contra el Coronavirus que Irán iniciará un nuevo sistema de pruebas para detectar los casos de contagios y para que las estadísticas sean más precisas.

Con la nueva fórmula, si una persona es diagnosticada, todos aquellos que hayan estado en contacto con ella también serán examinados, con lo que será más fácil frenar la enfermedad por completo.

Rohani explicó que la Universidad Sharif ha diseñado una aplicación que puede ayudar a clasificar a las personas entre una multitud. Todos deberían instalarse esa aplicación en sus móviles, que determinará tres categorías: rojo (contagiado), amarillo (no contagiado) y púrpura (recuperado).

Ese sistema será muy útil para los trabajos en oficinas o el encuentro de multitudes.

El presidente agradeció que todo el mundo hubiera respetado los protocolos implementados para reducir los riesgos de contagio, advirtiendo que la enfermedad todavía no está controlada.

Asimismo, expresó su consideración al personal médico hospitalario por sus esfuerzos al combatir la epidemia, añadiendo que el número de pacientes ingresados y de enfermos en estado crítico se han reducido, y que las muertes están en tendencia decreciente.

El presidente recordó que el coronavirus ha supuesto un duro desafío para toda la comunidad internacional, y que ningún país se ha librado de esa difícil situación. La vida social y política se ha visto afectada, y la economía también se ha resentido. Pero las condiciones en Irán son mucho más complicadas tras dos años de sanciones.

Igualmente fue difícil durante la celebración del Nowruz (el Año Nuevo persa), una tradición nacional muy arraigada. Otros países no tienen esa celebración. Nuestro estilo de vida dificultaba aún más quedarse en casa, pues frecuentemente visitamos a nuestros familiares y parientes.

En principio, las mezquitas y otros recintos se mantendrán cerrados hasta junio. Y los trabajos que comporten un alto riesgo también deberían cerrarse; las tiendas que sirvan comidas para llevar podrán permanecer abiertas, pero la gente no debería sentarse en los restaurantes para comer. Los seminarios, conferencias, cines y conciertos quedan cancelados hasta nuevo aviso. Y los centros comerciales y los mercados deberán cerrar a las 6 de la tarde.

Respecto a los permisos de aquellos prisioneros que no supongan ningún peligro podrán prorrogarse hasta finales de Ordibehesht (20 de mayo).

En el ámbito educativo, las escuelas y universidades permanecerán cerradas indefinidamente, aunque se mantendrán los cursos a través de internet, y los estudiantes de doctorado pueden mantener sus clases.

Finalmente, señaló que aquellos que viajen a Irán, incluidos los estudiantes, serán puestos en cuarentena de acuerdo con los protocolos del Ministerio de Sanidad.

**1233

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha