3 may. 2020 16:06
Journalist ID: 2389
News Code: 83774182
0 Persons
Rohani: Las mezquitas de 132 poblaciones de bajo riesgo podrán reabrirse

Teherán, IRNA- El presidente iraní, Hasan Rohani, declaró este domingo que tras las restricciones establecidas por la epidemia del coronavirus, las mezquitas que se encuentran en las 132 zonas blancas de bajo riesgo podrán reabrirse y celebrar las oraciones del viernes a partir de esta semana.

Rohani efectuó esas declaraciones durante la reunión del Consejo de Lucha contra el coronavirus, y agradeció el apoyo de la población al respetar los protocolos de seguridad establecidos por el Ministerio de Sanidad, Tratamiento y Educación Médica.

Asimismo, rezó y expresó su esperanza de que el virus desaparezca pronto, asegurando que de media, el 83% ha seguido las directrices sanitarias y en algunas ciudades el cumplimiento alcanzó el 92%, lo cual demuestra hasta qué punto la gente prioriza su salud y coopera con las autoridades, aunque los vecinos de Teherán hubieran atendido en menor medida esos protocolos.

El mandatario iraní agradeció a todos aquellos que ayudaron a los más desfavorecidos, y al personal médico por haber estado en primera línea desde el primer día de la crisis.

El presidente explicó que en la primera fase se habían examinado a 78 millones de personas, y que en la segunda, más precisa y detallada, se examinarán a 30 millones.

La situación en los centros médicos ha mejorado en la actualidad, afirmó, apuntando que se han adquirido más de 1.000 respiradores mecánicos y 400 camas especiales, lo cual demuestra que los médicos y el personal sanitario han hecho un gran trabajo.

El final de la epidemia aún no está claro, avisó, recordando que más de 80 centros en todo el mundo están trabajando para desarrollar una vacuna contra el coronavirus y otros 130 centros están trabajando en una cura.

Debemos estar preparados para la época posterior al coronavirus, dijo, advirtiendo que la epidemia podría menguar, pero posteriormente propagarse de nuevo.

Algunos trabajos, incluso en las zonas rojas, podrán reabrirse pero observando estrictamente los protocolos de seguridad que se anunciarán más adelante, manifestó.

Rohani señaló que, extrañamente, en EEUU la situación ha sido desesperada y muy caótica, lo cual no sucedió aquí en Irán.

El mundo no volverá a ser igual después del virus. Las exportaciones e importaciones no serán como antes. Algunos países se han inclinado hacia el nacionalismo. Incluso algunos arrebataban las mascarillas de sus amigos. El nacionalismo se ha exacerbado nuevamente y los sindicatos internacionales se han debilitado, aseguró.

Rohani declaró que la pandemia también ha supuesto una desgracia para la Administración de EE UU por la prolongación de las sanciones, pues en el pasado habían sido criticadas, pero ahora la comunidad internacional utiliza términos más duros al condenar las restricciones estadounidenses, justo cuando los países necesitan comprar suministros médicos y de emergencia en el extranjero.

Irán no discrimina en la lucha contra el coronavirus; es indistinta la nacionalidad, religión, etnia u otros. Todos somos iguales, afirmó el presidente, mientras que en EEUU se trata de forma diferente a “blancos o negros” o a “nativos y no nativos”,

En la actualidad, Irán se mantiene en pie y solo depende de los productos nacionales.

Finalmente, explicó que había sugerido que las clases se reanudaran en las próximas semanas y que los exámenes se celebren dentro de un mes, pero esas medidas todavía se están debatiendo.

9490**1233

Your Comment

You are replying to: .
3 + 7 =