Irán, Rusia y Turquía instan a la comunidad internacional a incrementar su ayuda a todos los sirios

Teherán, IRNA- Los presidentes de Irán, Rusia y Turquía solicitaron el miércoles en una declaración conjunta a la comunidad internacional que aumente su asistencia a todos los sirios sin discriminación.

“Destacan, en ese sentido, la imperiosa necesidad de garantizar un acceso humanitario rápido, seguro y sin trabas en toda Siria para aliviar el sufrimiento de su pueblo, y exhortan a la comunidad internacional, particularmente a la ONU y sus agencias humanitarias, a incrementar su ayuda a todos los sirios sin discriminación, politización ni condiciones previas”, reza el comunicado.

Irán, Rusia y Turquía siguen trabajando estrechamente en el marco de las conversaciones de Astaná para resolver esa crisis, que hasta ahora ha logrado la derrota de los grupos terroristas apoyados por Occidente y por algunos estados árabes de la región, así como una considerable reducción de la violencia y el regreso de numerosos refugiados a su tierra natal.

El texto completo de la declaración es el siguiente:

1. Examinaron la situación actual sobre el terreno en Siria, revisaron los acontecimientos tras su última reunión en Ankara el 16 de septiembre de 2019 y reiteraron su determinación de mejorar la coordinación trilateral según sus acuerdos.

2. Destacaron su fuerte compromiso con la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de la República Árabe Siria, así como con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas. Insistieron que esos principios deben ser respetados universalmente y que ninguna acción, sin importar quién la haya iniciado, debe socavar esos principios.

3. Rechazaron en ese sentido todos los intentos de crear nuevas realidades sobre el terreno con el pretexto de combatir el terrorismo, incluidas las ilegítimas iniciativas de autogobierno, y expresaron su determinación de oponerse a las agendas separatistas destinadas a socavar la soberanía y la integridad territorial de Siria, que amenazan también la seguridad nacional de los países vecinos.

4. Discutieron sobre la situación en el noreste de Siria, y enfatizaron que la seguridad y la estabilidad en la región solo pueden lograrse sobre la base de la preservación de la soberanía y la integridad territorial del país y acordaron coordinar sus esfuerzos con ese fin. Expresaron su oposición a la incautación y la transferencia ilegal de ingresos petroleros pertenecientes a la República Árabe Siria.

5. Reafirmaron su determinación a mantener la cooperación para eliminar definitivamente al Daesh, al Frente Al-Nusra y todos los demás individuos, grupos, empresas y entidades relacionadas con Al-Qaeda o el Daesh, y otros grupos terroristas, según lo designado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, mientras se garantiza la protección de los civiles y las infraestructuras civiles, de conformidad con el derecho internacional humanitario.

6. Revisaron en detalle la situación en la zona de desescalada de Idlib y subrayaron la necesidad de mantener la calma en esa región mediante la plena implementación de todos los acuerdos sobre Idlib.

7. Expresaron su grave preocupación por la situación humanitaria en Siria y el impacto de la pandemia del Covid-19, advirtiendo que esa emergencia representa un profundo desafío para el sistema de salud, así como para la situación socioeconómica y humanitaria de Siria. Rechazaron todas las sanciones unilaterales que infringen el derecho internacional, el derecho internacional humanitario y la Carta de las Naciones Unidas, particularmente frente a la pandemia del Covid-19. Enfatizaron, a este respecto, la urgente necesidad de garantizar un acceso humanitario rápido, seguro y sin obstáculos en toda Siria para aliviar el sufrimiento de su pueblo, y exhortaron a la comunidad internacional, particularmente a la ONU y sus agencias humanitarias, a aumentar su asistencia a todos los sirios sin discriminación, politización ni condiciones previas.

8. Reafirmaron su convicción de que no podrá haber una solución militar para el conflicto sirio y que solo podrá resolverse a través de un proceso político sirio-sirio, facilitado por la ONU, de acuerdo con la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. En este sentido, enfatizaron el importante papel del Comité Constitucional de Ginebra, creado como resultado de la contribución decisiva de los garantes de Astaná y la aplicación de las decisiones del Congreso del Diálogo Nacional de Siria en Sochi. Acogieron con beneplácito el acuerdo de celebrar la tercera reunión del Comité Constitucional en agosto de 2020 y reafirmaron su disposición a apoyar sus trabajos a través de una interacción continua con sus miembros.

9. Reafirmaron su determinación de proseguir con las operaciones de liberación mutua de detenidos en el marco del respectivo Grupo de Trabajo del proceso de Astaná. Subrayaron que el Grupo de trabajo era un mecanismo propicio que había demostrado su efectividad y necesidad para generar confianza entre las partes sirias, apoyando la continuidad de su trabajo.

10. Destacaron la necesidad de facilitar el regreso seguro y voluntario de los refugiados y los desplazados internos a sus lugares de residencia originales en Siria, garantizando su derecho al retorno y el derecho a recibir apoyo. En este sentido, pidieron a la comunidad internacional que proporcione las ayudas solicitadas para su reasentamiento y su vida normal, y asuma una mayor responsabilidad en el reparto de la carga y la su asistencia a Siria, entre otras cosas mediante el desarrollo de proyectos de recuperación urgentes, incluidas las infraestructuras básicas, como las instalaciones de suministro de agua y energía, escuelas y hospitales, o la acción humanitaria contra las minas.

11. Reafirmaron la necesidad de respetar las decisiones jurídicas internacionales universalmente reconocidas, incluidas las disposiciones de las restricciones pertinentes de las Naciones Unidas que rechazaron la ocupación del Golán sirio, principalmente la Resolución 497 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y, por tanto, condenaron la decisión de la Administración de los Estados Unidos sobre el Golán sirio ocupado, lo que constituye una grave violación del derecho internacional y amenaza la paz y la seguridad regional. Consideraron que los ataques militares israelíes en Siria desestabilizan y violan la soberanía y la integridad territorial de este país e intensifican las tensiones en la región.

12. Además de la cuestión siria, confirmaron su intención de fortalecer la coordinación trilateral en diferentes campos para promover la cooperación económica conjunta.

13. Acordaron asignar a sus respectivos representantes la tarea de organizar la próxima Reunión Internacional sobre Siria en el marco del proceso de Astaná lo antes posible.

14. Y acordaron celebrar cuanto antes la próxima Cumbre Tripartita en la República Islámica de Irán por invitación del presidente iraní, Hasan Rohani.

9490**1233

Your Comment

You are replying to: .
7 + 9 =