8 sept. 2020 14:43
Journalist ID: 2389
News Code: 84031463
0 Persons
La Organización de Cooperación de Shanghái y un eslabón perdido llamado Irán

Teherán, IRNA- La Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS) es un símbolo de la cadena convergente regional en Asia, que no se completará sin la pertenencia permanente de Irán, con su posición geoestratégica y geoeconómica única en el continente.

Irán ha sido miembro observador de la organización durante unos 15 años, pero su pertenencia permanente no ha sido posible a pesar de haberse solicitado oficialmente.

La OCS abarca un área geográfica de aproximadamente 60 millones de kilómetros cuadrados y alberga una población de unos 3 mil millones de habitantes. Es decir, cubre aproximadamente un tercio de la superficie y la población mundial. Sus idiomas de trabajo son principalmente el chino y el ruso.

Obviamente, la suma de nuevos miembros incrementaría esta área geográfica y demográfica.

En la práctica, la OCS es una organización regional abierta que da la bienvenida a nuevos países. Pero los distintos enfoques de los miembros actuales han impedido que algunos países, como Irán, se pudieran adherir plenamente.

En todo caso, la amplia área geográfica y la significativa población de los países miembros, representa una gran capacidad económica innegable, tanto en términos de reservas en superficie y subterráneas, como en términos de mercado consumidor.

Por otro lado, la OCS, rival de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), podrá acabar con el mundo unipolar y el unilateralismo de Occidente, liderado especialmente por Estados Unidos en el campo de las relaciones internacionales.

Irán ha sido miembro observador de la OCS desde hace varios años, pero aún no es miembro permanente. Sin embargo, su posición especial y única en Oriente Medio y Asia no es algo que descuiden algunos países como China o Rusia, las dos potencias determinantes de la organización.

Un simple vistazo a la geografía de Asia y Oriente Medio revela la posición geopolítica única de Irán. Irán está presente en la mayoría de las ecuaciones político-geográficas de Asia: Se encuentra entre la amplia colección de países de Oriente Medio; entre los países del Golfo Pérsico; entre los países ribereños del Mar Caspio y está conectado con Asia Central, además de formar parte de la subdivisión del suroeste de Asia.

Esa posición y ubicación únicas han convertido a Irán en un cruce de caminos fundamental entre el oeste y el este por un lado, y el norte y el sur por otro.

Además, Irán es uno de los países más importantes del mundo en términos de reservas de gas y petróleo; y con una población superior a los 80 millones es uno de los países más imponentes de la región. Desde este punto de vista, además de su particular posición geopolítica, mantiene una posición geoeconómica con un enorme potencial comercial.

Por todo ello, la pertenencia de Irán en la OCS sería beneficiosa para todos. Además de los propios beneficios que obtendría Irán, con su enorme potencial geopolítico y geoeconómico, podría tener un impacto significativo en su fortaleza. Esta podría ser una de las razones por las que Occidente se opone a la pertenencia de Irán.

La Cumbre de ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái se celebrará los días 9 y 10 de septiembre en Moscú.

Con el objetivo de combatir las nuevas amenazas para la seguridad, tras la reunión de los líderes de Rusia, China, Kazajstán, Kirguistán y Tayikistán en 1996 en la ciudad de Shanghái, surgió la OCS, conocida como el grupo de los Cinco de Shanghái.

9490**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
8 + 8 =