21 sept. 2020 11:17
Journalist ID: 2389
News Code: 84048477
0 Persons
«En la Sagrada Defensa, Irán logró vencer por sí solo a EEUU, la URSS y Occidente»

Teherán, IRNA- En vísperas del aniversario de la guerra contra Irán de Saddam respaldado por EE. UU., su eminencia el ayatolá Jameneí, Líder Supremo de la Revolución Islámica, ha señalado por videoconferencia en la ceremonia de homenaje a los combatientes de la Sagrada Defensa que, a pesar del apoyo total al régimen baazista de Irak por parte de muchos países del mundo, la República Islámica logró salir victoriosa de la contienda.

En la Guerra de los 8 Años contra Irán, Saddam fue un mero instrumento de potencias como EEUU, muy perjudicadas por la Revolución de 1979, o de Gobiernos inquietos por ver surgir una nueva potencia islámica en la región. La URSS, parte de Europa y la OTAN estaban contra nosotros.

Al inicio de la guerra, que fue años después de triunfar la Revolución, las FF. AA. estaban en mal estado y en materia de equipamiento sufríamos inmensas carencias. Eso animó al enemigo a atacar. El imam Jomeiní logró gestionar la guerra en tal situación de modo admirable.

EEUU y las demás potencias lanzaron la guerra para derrocar a la República Islámica, pero fracasaron. La victoria de Irán en la guerra es tan obvia como que existe el Sol. El mundo entero usó toda su capacidad durante 8 años, pero al final no alcanzó su meta. ¿Cabe mayor triunfo?

En las guerras contra Irán habidas en el último siglo o dos, Irán había sido siempre derrotado y partes de su territorio se separaron del país, pero en la guerra de Saddam contra Irán no pudieron separar ni un palmo de tierra, pese a que lo apoyaban EEUU, la URSS y la OTAN.

Los 8 años de la Sagrada Defensa mejoraron nuestro capital humano. De entre quienes estuvieron en la guerra, incontables personas sirvieron después en distintos lugares del país. Un simple ejemplo es el mártir Soleimaní, la verdadera extensión de cuya obra no conoce nadie aún.

Las guerras son en general violentas y horribles, pero la Sagrada Defensa del pueblo iraní trajo bendiciones. Una: el avance hacia nuevas tecnologías. Al principio no teníamos misiles. Con el esfuerzo de nuestros jóvenes especialistas, nos convertimos en una potencia en misiles.

No subestimen el coronavirus. ¿Acaso es poca cosa perder cada día a 150 compatriotas? Los médicos y enfermeros están haciendo verdaderos sacrificios, y nosotros, la gente, debemos cumplir nuestro deber respecto a la distancia social, el uso de mascarillas, etc.

Los apasionados del imam Husain (P) tienen la intención de acudir a la marcha de Arbaín, pero está la prohibición del Centro Nacional de Lucha contra el Coronavirus, y la deben acatar todos.

Fuente: Khamenei.ir

9490**

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
3 + 10 =