Las sanciones de EEUU son una de las principales causas de la mortalidad por el coronavirus en Irán

Nueva York, IRNA- “Si no fuera por las sanciones, 13.000 iraníes no habrían fallecido por el coronavirus”, sentenció Yavad Salehi Isfahaní, un economista iraní residente en Estados Unidos, en un artículo publicado por el Instituto Brookings.

En su escrito, Isfahaní analiza la situación de la economía iraní sometida a la presión de las sanciones y la grave epidemia del coronavirus, señalando: “Irán fue uno de los primeros países en reabrir su economía para evitar la bancarrota y una catástrofe mayor, por lo que era previsible que el número de muertos se incrementara de nuevo a mediados de mayo”.

En lugar de suavizar las sanciones para ayudar a Irán a gestionar la epidemia, explicaba Isfahaní, el gobierno de Estados Unidos intensificó las restricciones e ignoró todas las solicitudes de los líderes mundiales, ex diplomáticos estadounidenses y de las propias Naciones Unidas para reducirlas. No obstante, el objetivo entre bambalinas respecto a la necesidad de adoptar una postura más dura contra Irán se reflejó en la edición del Wall Street Journal de marzo de 2020, titulado “Ahora no es el momento de poner fin a las sanciones contra Irán”.

A pesar de carecer de un número suficiente de instalaciones médicas, Irán logró reducir a la mitad el número diario de muertos por coronavirus entre abril y mayo de 2020, evitando así una catástrofe humana irremediable. En cuestión de semanas, Irán había logrado reducir las muertes por la epidemia de 1,6 a 0,6 por millón de habitantes.

La cifra se mantuvo relativamente baja durante un mes, hasta que los costes económicos se multiplicaron y el gobierno se vio obligado a reconsiderar sus medidas de distanciamiento social.

Hasta el momento, unas 500.000 personas se han contagiado por el coronavirus en Irán, de las cuales unas 27.000 han fallecido.

9490**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
4 + 13 =