El propio pueblo estadounidense fue el mayor perdedor del debate presidencial entre Biden y Trump 

Teherán, IRNA- "Independientemente de qué candidato podría considerarse ganador del primer debate electoral estadounidense, sí se puede afirmar con rotundidad: El debate tuvo un gran perdedor: el propio pueblo estadounidense", explicó un experto de la cadena estadounidense de noticias CNN.

A poco más de un mes de las elecciones del próximo 3 de noviembre, ayer se celebró a las 21:00, hora local en Cleveland, Ohio (04:30 hora de Irán) el primer debate electoral entre el  republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden.

"Este ha sido el debate más caótico en la historia de las elecciones estadounidenses", señaló el experto y presentador de la CNN poco después de finalizar, añadiendo que ese primer debate de los tres previstos, celebrado en la Universidad Case Western Rerserve de Cleveland, se caracterizó por las continuas interrupciones de Trump a Biden y sus ataques personales contra el hijo del demócrata.

"Yo no quiero juzgar qué candidato fue el ganador, pero el debate tuvo un gran perdedor: el propio pueblo estadounidense, pues verdaderamente fue un desastre", insistió.

Otro experto participante en la mesa redonda organizada por la CNN tras el debate señaló que Trump se comportó como un niño de un jardín de infancia, mostrando de hecho la misma actitud que reflejan sus políticas. 

"Durante el debate, Trump soltó una avalancha de mentiras al pueblo", opinó otro experto.

A su vez, otro tertuliano calificó la respuesta de Trump a la última pregunta del presentador Chris Wallace, periodista de la cadena Fox News, como "desastrosa", pues al ser cuestionado si respetaría el resultado de las elecciones, el republicano no prometió nada.

"Ese debate es un escándalo para EEUU", coincidieron los analistas, criticando que el comportamiento de Trump al interrumpir repetidamente a Biden y violar las normas acordadas, no solo fue un insulto a su rival, sino también un flagrante desprecio al pueblo estadounidense.

El presentador lo pasó mal en el primer debate. Trump, de 74 años de edad, interrumpía constantemente las intervenciones de su rival de 77 años, aparentemente más tranquilo y menos estresado. Y aunque Wallace le advirtió repetidamente que cada candidato debía hablar solo cuando le correspondiera, el actual líder de la Casa Blanca, acostumbrado a romper las reglas, no cejó en sus impertinencias.

Según la cadena CBS, a lo largo del debate de 90  minutos de duración, Trump interrumpió a Biden hasta en 73 ocasiones.

Los otros dos debates previstos se celebrarán el 15 de octubre en Miami, Florida, y el 22 de ese mismo mes en Nashville, Tennessee.

Cabe mencionar que, al igual que los candidatos a la presidencia, el vicepresidente Mike Pence, y la senadora Kamala Harris, mantendrán igualmente su propio debate el próximo sábado 7 de octubre en Salt Lake City, Utah.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
6 + 8 =