La campaña de "máxima presión" de EEUU contra Irán es un "ejemplo de terrorismo de Estado

Teherán, IRNA- El embajador permanente de Irán ante las Naciones Unidas ha criticado la denominada “campaña de máxima presión” de EEUU contra la República Islámica, describiéndola como un “ejemplo de terrorismo de estado” destinado a generar sufrimiento y malestar social en el país persa.

Mayid Tajt-e Ravanchi efectuó esas declaraciones en la reunión del sexto comité de lucha contra el terrorismo de la Asamblea General de la ONU el jueves por la noche, insistiendo: "La República Islámica de Irán condena enérgicamente el terrorismo en todas sus formas, incluido el terrorismo de Estado y el terrorismo económico y sanitario que se llevan a cabo mediante medidas coercitivas unilaterales".

Tajt-e Ravanchi continuó diciendo que el terror contra las naciones ha supuesto desde hace mucho tiempo un gran desafío para la comunidad internacional, pues mata a innumerables inocentes y, al mismo tiempo, tiene devastadoras consecuencias para la estabilidad y la seguridad de los estados.

El diplomático iraní subrayó, asimismo, que la pandemia del Covid-19  ha cambiado el sistema de salud de muchas comunidades, denunciando que la imposición de las leyes y regulaciones estadounidenses con un impacto extraterritorial en Irán y otros países es, por definición, equivalente al terrorismo, agravando gravemente las condiciones de la salud general durante la epidemia.

 “Las medidas coercitivas son una manifestación de violencia estructural que viola los derechos humanos, el derecho a la paz, al desarrollo, la salud y, sobre todo, el derecho a la vida”, insistió, asegurando que la política de máxima presión de EEUU sobre Irán está diseñada para atacar de manera deliberada e indiscriminada a civiles inocentes con el objetivo de incrementar el sufrimiento y las dificultades, avivando además los disturbios sociales de acuerdo con la corrupta política de cambio de régimen.

Por otro lado, el enviado iraní se refirió al asesinato por parte de EEUU del teniente general Qassem Soleimani, asegurando que ese brutal y cobarde atentado era otro claro ejemplo del terrorismo de Estado, en flagrante violación de los principios fundamentales del derecho internacional.

Tajt-e Ravanchi enfatizó que ese asesinato supuso un gran regalo para el Daesh y otros grupos terroristas de la región, recordando que la República Islámica ha estado a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo, especialmente en el combate y eliminación del Daesh y otros grupos terroristas entre los designados por la ONU que reciben apoyo financiero y material de ciertos países de la región y de fuera de ella.

"Es un hecho comprobado que EEUU está propagando el terrorismo, no solo en nuestra región sino en casi todo el mundo. Estados Unidos ha contribuido a la creación de grupos terroristas como al-Qaeda o el Daesh a través de sus políticas intervencionistas en nuestra región", criticó, concluyendo:"Ese país continúa entrenando y suministrando armas y explosivos a sus agentes y socios terroristas, incluido el PJAK, Tondar o el Jaish ul-Adl, para llevar a cabo ataques terroristas en Irán".

9408**1233

Your Comment

You are replying to: .
6 + 3 =