Rohani: Irán está dispuesto a compartir sus experiencias en la lucha contra el Covid-19 con los estados miembros de la OCS

Teherán, IRNA- “La República Islámica de Irán está dispuesta a compartir sus experiencias en materia de lucha contra el coronavirus con los países miembros de la Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS)”, declaró el presidente Hassan Rohani.

El mandatario iraní efectuó esas declaraciones en su discurso pronunciado hoy en la vigésima sesión de la Cumbre de Jefes de Gobierno de la OCS celebrada por videoconferencia.

“El mundo se encuentra actualmente en una situación de riesgo: Por un lado, la pandemia del coronavirus, que además de amenazar gravemente la vida humana, ha tenido profundos y destructivos efectos en la vida de los seres humanos, especialmente en el bienestar de la gente; y por otro lado, la persistencia en el unilateralismo por parte de EEUU y su rechazo al respeto por el derecho y las instituciones internacionales, que han afectado aún más a aquellos países que comparten la necesidad de redoblar sus esfuerzos para fortalecer la cooperación y formar un frente unido para superar esos desafíos”, señaló el presidente.

Rohani subrayó: “Para afrontar los retos compartidos de la pandemia del Covid-19 es urgente que los Estados miembros de la OCS, en coordinación con la ONU y la OMS, adopten un enfoque coherente y unificado mediante el cual se garantice el pleno, libre y equitativo acceso de todas las naciones regionales y mundiales a los servicios sanitarios y equipos médicos destinados a combatir más eficazmente la enfermedad. Con este fin y para mejorar sus condiciones, la República Islámica de Irán proporcionó ayuda humanitaria a algunos países de la región. También expresamos nuestra disposición a compartir con otros estados miembros nuestras experiencias en la lucha contra el coronavirus”.

“La República Islámica de Irán siempre ha hecho hincapié en su política de principios de fortalecer la buena vecindad, el fomento de la confianza y el diálogo con sus vecinos en las regiones de Eurasia, el Golfo Pérsico y Asia occidental y meridional”, insistió.

Asimismo, se refirió a la Iniciativa por la Paz en Ormuz (HOPE), la participación en el proceso de paz de Astaná, el apoyo a la paz y estabilidad en Afganistán y la necesidad de una mayor cooperación multilateral entre los estados miembros de la OCS como ejemplos destacados de la atención que presta la República Islámica de Irán por alcanzar una seguridad sostenible regional y global, insistiendo: “Con el objetivo de afrontar los desafíos regionales en materias de seguridad, políticos y económicos, Irán da la bienvenida a la plena cooperación en el marco de la OCS.

“Irán siempre ha considerado la seguridad de la región circundante como su propia seguridad y ha realizado ímprobos esfuerzos por preservar la paz y la estabilidad. De igual manera, mantendremos nuestra cooperación con nuestros socios y también con la OCS para contrarrestar eficazmente el terrorismo, el extremismo y el tráfico de drogas”, señaló, añadiendo: “Impedir la propagación de la ideología violenta y extremista, abordar colectivamente las corrientes y entidades que engendran y diseminan el pensamiento extremista en la región e identificar las bases de creación de esos grupos terroristas, así como sus patrocinadores y recursos financieros, son algunas de las misiones conjuntas cruciales de la OCS para la seguridad colectiva. Tras años de amplia experiencia en la lucha contra los grupos terroristas en Siria e Irak, la República Islámica de Irán manifiesta su total disposición a actuar contra esos grupos terroristas y también contra el extremismo.

En este sentido, agregó: “A principios de este año, uno de los grandes comandantes en la vanguardia de la lucha de la República Islámica de Irán contra el terrorismo, el Teniente General Qasem Soleimani, en un acto cobarde, fue asesinado y martirizado por los mismos creadores y patrocinadores de las corrientes takfiríes y terroristas. Y seguimos decididos a defender nuestra causa por la completa eliminación de los terroristas extremistas y acabar con el exterminio de los ocupantes forasteros. Por ello, la resolución presentada por Irán denominada “Un mundo contra la violencia y el extremismo (WAVE)”, aprobada por la AGNU con 190 votos a favor en diciembre de 2013, podría servir a la OCS entre otras medidas prácticas”.

Rohani expresó además su satisfacción por el fin del conflicto militar entre la República de Azerbaiyán y Armenia, señalando: “La política exterior de la República Islámica de Irán se ha fundamentado sistemáticamente en la buena vecindad, la coexistencia pacífica y el desarrollo cada vez mayor de los lazos comerciales y económicos con los países vecinos y amigos para alcanzar el objetivo de un crecimiento y un desarrollo económico en la región. En este contexto, hemos presentado diversas iniciativas y también hemos aceptado las propuestas de otros países amigos”.

“Es imprescindible aprovechar al máximo las oportunidades para la cooperación conjunta con el fin de mejorar el bienestar y los medios de vida de los residentes en esta zona, así como para un desarrollo regional sostenible y la reducción de la pobreza”, enfatizó, resaltando: “La expansión de las vías para la transferencia energética y el desarrollo de los medios de transporte en la región son algunos de los mecanismos para la cooperación de enorme importancia. Irán, uno de los conductos energéticos más importantes y una ruta arterial regional con ricos recursos energéticos con acceso a dos importantes vías fluviales, y gracias a su posición geopolítica, puede satisfacer las necesidades de la mayor parte de los países de la región, incluidos los estados miembros de la OCS”.

El presidente insistió: “La singular ubicación geográfica de Irán, eje de varios corredores, y especialmente el Norte-Sur, representa una oportunidad crucial y estable para que los países miembros y amigos desarrollen sus comunicaciones extracontinentales y se liberen de las limitaciones geopolíticas en el marco de este mecanismo”.

“El multilateralismo político y económico se ha visto seriamente amenazado en los últimos años por los esfuerzos de EEUU por imponer, con un acoso sin paliativos, sus políticas y leyes internas respecto al orden mundial y los países independientes políticamente”, criticó el presidente, añadiendo: “Los resultados de las recientes elecciones presidenciales estadounidenses demostraron, una vez más, que no solo todo el mundo se opone a las políticas equivocadas de la actual administración estadounidense. El mismo pueblo norteamericano se ha visto acosado por esas políticas. El pueblo estadounidense comprobó cual fue la respuesta del resto del mundo al acoso, la aversión a la ley, el incumplimiento de los compromisos internacionales, las continuas amenazas y la imposición de sanciones a otras naciones, y por ello decidió provocar un cambio”.

“Una vez más, la historia impuso la devoradora realidad en la arena gobernante y la esfera política, y dio una nueva lección a los aventureros, belicosos, enemigos de los derechos de las naciones y violadores de los derechos internacionales indiscutibles”, continuó el mandatario, concluyendo: “Ahora, el campo está despejado para que los nuevos líderes electos de Estados Unidos capten el mensaje de su pueblo y traduzcan esta determinación por un cambio en sus políticas exteriores y sus vínculos con los demás países y estados. Reanudar la adhesión a las leyes, regulaciones y obligaciones internacionales reconocidas, honrar los derechos de otras naciones y compensar las pérdidas ocasionadas son requisitos previos imprescindibles para recuperar la credibilidad de Estados Unidos en todo el mundo”.

9408**1233

Your Comment

You are replying to: .
1 + 16 =