Zarif reitera que las actividades nucleares iraníes no persiguen desarrollar una bomba atómica

Teherán, IRNA - Las actividades que Irán realiza respecto a su programa nuclear no significan que esté tratando de desarrollar una bomba atómica, porque la República Islámica, tanto ideológica como estratégicamente, ha rechazado ese tipo de armamento, afirmó el ministro de Exteriores Mohammad Javad Zarif.

En la conferencia de prensa conjunta celebrada con su homólogo turco Mevlut Cavusoglu en Estambul, Zarif reiteró que Irán no reconoce las armas nucleares como un elemento para su seguridad, sino que Teherán ha instado persistentemente a la destrucción de estas armas de aquellos que las almacenan.

Respecto al regreso de EEUU al acuerdo nuclear, el ministro iraní dijo que Washington decidió retirarse del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) y posteriormente presionó a los demás signatarios para que secundaran sus sanciones contra Irán. Y Teherán pudo comprobar fehacientemente como las empresas y los bancos turcos fueron sancionados por EEUU, lo cual obviamente infringe la ley, añadió.

Ahora, Washington debería regresar al JCPOA y cumplir todos sus compromisos para que Irán implemente en su totalidad sus propias obligaciones, explicó Zarif, tal como propuso el líder de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyyed Ali Jamenei.

En relación a los comentarios formulados ayer por el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, advirtió que los deseos expresados por la nueva administración estadounidense sobre Irán son irracionales y no se harán realidad. La lógica evidencia que son aquellos que se retiraron del trato los que deberían volver a él, insistió el diplomático.

Preguntado sobre las sanciones de EEUU a Turquía, Zarif sentenció que la República Islámica había condenado con firmeza esas sanciones y que no las considera legítimas.

Resulta lamentable la adicción de las distintas administraciones estadounidenses a las sanciones, indicó el ministro, advirtiendo que de hecho la política estadounidense resulta dañina tanto para EEUU como para el reto del mundo.

Zarif recordó que la República Islámica de Irán y Turquía han mantenido muy buenas relaciones tanto en las dificultades como en cualquier circunstancia.

Respecto a la cooperación entre ambos países en las cuestiones de la región, señaló: “En la actualidad, tenemos una oportunidad especial para colaborar no solo en Siria, sino también en la región del Cáucaso”.

El ministro explicó que con su homólogo turco también habían debatido sobre la solicitud de los amigos afganos de desarrollar la cooperación tripartita entre Irán, Turquía y Afganistán.

Y en cuanto a la cooperación en la región del Cáucaso afirmó que existe una oportunidad para que seis países de la región cooperen estrechamente en diversos ámbitos, como construcción, energía, o transporte terrestre y ferroviario.

Zarif anunció que próximamente se celebrará en Teherán una reunión entre los ministros de Exteriores de Irán, Turquía y Azerbaiyán, y destacó que la cooperación Irán-Turquía en la región del Cáucaso contribuirá con seguridad fructíferamente en el desarrollo de toda la región.

En sus visitas a Azerbaiyán, Rusia, Armenia y Georgia, Zarif insistió que el pasado debe aprovecharse para construir un camino de esperanza y progreso en el futuro, subrayando que la cooperación económica debe salir fortalecida tras lograrse el alto el fuego.

Durante la reunión, ambos ministros mantuvieron constructivas conversaciones en cuestiones como tránsito, comercio, negocios o energía, y expresaron su disposición a resolver los problemas que afrontan los inversores y comerciantes de los dos países.

En relación a la cooperación entre Teherán y Ankara en el proceso de paz de Astaná sobre la crisis siria, recordó que los esfuerzos de ambos países se han traducido en una reducción de los sufrimientos del pueblo sirio.

“Esperamos con interés la próxima visita del presidente turco Recep Tayyip Erdogan a Irán”, añadió Zarif.

Cavusoglu declaró asimismo que Irán y Turquía debatieron sobre diversos temas regionales, incluido el conflicto de Siria.

La paz y la estabilidad en el sur del Cáucaso son muy importantes para el desarrollo de la región, y todos los países se beneficiarán de la estabilidad en la zona, reiteró.

Finalmente, indicó que Ankara espera que EEUU se reincorpore al acurdo nuclear y ponga fin de una vez por todas a sus sanciones unilaterales contra Teherán.

1233**

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
2 + 13 =