La consecución de los derechos de los seguidores de las religiones divinas es fruto de la Revolución Islámica

Urmia, IRNA- La Revolución Islámica de Irán revitalizó las religiones divinas y los derechos de las minorías religiosas en la vasta extensión del país islámico, y creó una plataforma adecuada para la reivindicación de sus derechos, lo cual satisfizo a las minorías de todo el país, especialmente en la provincia de Azerbaiyán Occidental.

A lo largo de los últimos 42 años, a los seguidores de las religiones divinas no solo no se les ha prohibido celebrar sus ritos religiosos, sino que se han facilitado las condiciones para una óptima celebración de sus ceremonias.  

Además, desde la victoria de la Revolución Islámica, esas minorías tienen derecho a elegir a sus propios representantes en el Parlamento para que defiendan sus intereses.

Asimismo, en la actualidad cuentan con escuelas privadas y pueden aprender el idioma local. 

Irán, símbolo de solidaridad y empatía entre los seguidores de las religiones divinas

En declaraciones a IRNA, el obispo de la Iglesia Asiria de Oriente destacó recientemente que en la República Islámica la práctica de los ritos religiosos, la seguridad en los templos y santuarios, el respeto a la santidad de las figuras religiosas y las actividades económicas están garantizadas para todos los ciudadanos, incluidas las minorías religiosas.

Mar Nersai Benyamin se refirió asimismo a la mejora de la situación de las minorías religiosas del país tras la victoria de la Revolución Islámica, subrayando que cuentan con 5 diputados en el Parlamento que contribuyen activamente en la toma de decisiones importantes del país y desempeñan un papel destacado en su administración, al igual que los demás representantes del pueblo persa.

Irán, un hogar seguro para los seguidores de las religiones divinas

Edward Davudi, un iraní cristiano residente en Canadá calificó al país persa como un hogar seguro para los seguidores de todas las religiones divinas, asegurando que la libertad existente en Irán para esas comunidades no existe ni siquiera en los países europeos.

Según Davudi, la celebración anual de la ceremonia Badarak en Qara Kelisa (Iglesia negra) en Chaldoran, en la provincia de Azerbaiyán Occidental, es una muestra de la libertad que gozan los fieles de las distintas religiones divinas en la República Islámica.

El pleno respeto a las minorías religiosas tras la Revolución Islámica

El armenio iraní Ludwig John, por su parte, explicó que antes de la Revolución Islámica, algunas personas, incluidos los cantantes estadounidenses, insultaban y se mofaban de las religiones divinas, asegurando: "La República Islámica es el primer sistema que se ha opuesto a los insultos u ofensas contra otras religiones, cuando en la actualidad vemos como el régimen sionista ridiculiza repetidamente a otras religiones divinas y ni siquiera rechaza la ofensa a las santidades de otros".

Contrariamente a las falsas informaciones y análisis de los que presumen ser defensores de los derechos humanos respecto a la situación de los seguidores de las religiones divinas y minorías, en Irán viven una situación totalmente distinta; y no solo no abandonan su patria, sino que desempeñaron un activo papel en diversas circunstancias, especialmente durante la guerra de los ocho años impuesta por Iraq entre 1980-88, subrayó John, concluyendo que los innumerables mártires y veteranos entre las minorías religiosas y los seguidores de otras religiones divinas atestiguan esa afirmación.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
1 + 1 =