20 feb 2021 17:00
Journalist ID: 2389
Código para noticias: 84236371
Contador de personas
Los objetivos del viaje de Grossi a Teherán

Teherán, IRNA- La segunda visita de Rafael Grossi hoy a Irán desde que asumió el cargo como director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), se produce justo cuando ha comenzado la cuenta atrás para el final del plazo fijado por Teherán (23 de febrero) para poner fin a la aplicación del Protocolo Adicional y suspender las inspecciones de la Agencia.

La primera visita de Grossi tuvo lugar el 24 de agosto de 2020, invitado por las autoridades de la República Islámica, con el fin de mantener la cooperación y los compromisos de Irán como miembro de esta organización internacional.

El director argentino de la AIEA viaja hoy a Teherán en circunstancias muy diferentes y particulares, con una misión especial. Grossi deberá mostrar su compromiso con la imparcialidad, la independencia y la profesionalidad, principios básicos de la Agencia.

Según anunció el embajador y representante permanente ante las organizaciones internacionales en Viena, Kazem Qaribabadi, su viaje se produce a petición del propio director de la AIEA para mantener conversaciones técnicas con la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI) respecto a la implementación de las disposiciones señaladas en la carta que Irán remitió el 15 de febrero a la Agencia y el artículo 6º de la Ley de Acción estratégica destinada a levantar las sanciones, tras ser aprobada por el Parlamento, así como las vías para mantener la cooperación bilateral en el marco de los últimos acontecimientos.

La República Islámica de Irán tiene previsto suspender el acceso regular más allá del Protocolo Adicional a partir del 23 de febrero, a menos que se levanten todas las sanciones estadounidenses. El Parlamento iraní aprobó una ley el pasado 1 de diciembre requiriendo al gobierno limitar la cooperación con la AIEA si se mantenían las sanciones de Estados Unidos y a adoptar nuevos pasos y medidas para reducir sus compromisos establecidos en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA). De conformidad con el artículo 6º de esa ley, “el Gobierno de Irán deberá suspender todas las inspecciones a las instalaciones nucleares del país que  excedan del Protocolo Adicional, de conformidad con los artículos 36 y 37 del JCPOA, dos meses después de la aprobación de esta ley”.

La nueva administración estadounidense, que había prometido reincorporarse al acuerdo nuclear y levantar las sanciones, lo condiciona ahora al pleno cumplimiento de los compromisos por parte de Irán. No obstante, la República Islámica de Irán considera que Estados Unidos sigue violando el JCPOA y la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y ha asegurado que solo si se levantan las sanciones y Washington regresa al acuerdo nuclear, los pasos y medidas tomados serán reversibles.

Al parecer, uno de los principales propósitos de la visita de Grossi será negociar con las autoridades iraníes sobre la continuidad de las inspecciones de la AIEA, a pesar del plazo fijado.

9490**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha