Los documentos sobre la Transformación Judicial demuestran la determinación iraní a "promover y proteger los derechos humanos"

Londres, IRNA- El embajador iraní y representante permanente ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza) criticó la injusta y tergiversada declaración del relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica, insistiendo que los documentos sobre la Transformación Judicial ponen de manifiesto la determinación a "promover y proteger los derechos humanos" en nuestro país.

En su intervención ante la 46ª reunión del Consejo de Derechos Humanos, Esmail Baqaei Hamaneh señaló que solo la motivación política occidental se hallaba detrás del comunicado de Javid Rehman, en la cual se describía a las mujeres iraníes como ciudadanas de segunda clase.

“Nuestras mujeres no son ciudadanas de segunda clase. Resulta absolutamente inaceptable que cualquier persona, independientemente de su cargo, denigre a la mitad de la población de un país, a nuestras madres, hermanas e hijas, considerándolas como ciudadanas de segunda clase", enfatizó Hamaneh, añadiendo: Nos alarma cómo un mandato puede reducirse a difundir expresiones tan simplistas, prejuiciosas y críticas sobre toda una nación.

El diplomático persa denunció que, desde hace más de 10 años, este debate interactivo en particular se haya utilizado como una plataforma para lanzar una campaña contra Irán bajo el disfraz de la defensa de los derechos humanos, insistiendo: “Esto no es interactivo; sino que dificulta la promoción y protección de los derechos humanos”.

Hamaneh advirtió que la forma en que un determinado grupo de Estados utiliza los discursos sobre los "derechos humanos" para ganar puntos en sus conflictos políticos contra sus adversarios debería ser un motivo de grave preocupación para cualquier interesado responsable.

“Seguimos haciendo todo lo posible para minimizar el sufrimiento de nuestra gente a pesar de la injusta guerra económica que ha afectado gravemente a nuestro sector sanitario”, aseguró el embajador, destacando: “Ya hemos comenzado a vacunar a nuestra población y estamos trabajando en nuestra propia vacuna contra el Covid-19, desarrollada de forma autóctona a pesar de todos los desafíos”.

“Estados Unidos mantiene el legado ilegal e inhumano de la anterior administración, desafiando completamente el derecho internacional y los principios más básicos de humanidad”, criticó Hamaneh, insistiendo que Washington deberá rendir cuentas por las masivas, sistemáticas y graves violaciones de los derechos humanos perpetradas como resultado de sus sanciones ilegales y brutales.

Según Hamaneh, Irán sigue decidido a apoyar los objetivos de los derechos humanos y nada le distraerá en su esfuerzo continuo por promover y proteger los derechos humanos.

“Por todo ello, los dos documentos importantes emitidos por el jefe del Poder Judicial, a saber, La Transformación Judicial y La Seguridad Judicial, deben considerarse en ese sentido”, concluyó.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha