18 may 2021 16:43
Journalist ID: 2389
Código para noticias: 84333925
Contador de personas
200 diputados reiteran que el levantamiento real de todas las sanciones es la política definitiva de Irán

Teherán, IRNA- En una declaración hecha pública respecto a las actuales conversaciones en Viena, 200 diputados del Parlamento iraní enfatizaron que el levantamiento real de todas las sanciones y su posterior verificación es la condición sine qua non para la adhesión de Teherán a sus compromisos nucleares.

“Mientras se celebran las sesiones de Viena, la Asamblea Consultiva Islámica, en sintonía con la política de la República Islámica de Irán de que "el levantamiento real de todas las sanciones y su escrupulosa verificación" es la condición ineludible para que Teherán cumpla sus compromisos nucleares, reitera que el criterio de evaluación y aceptación de los resultados de cualquier diálogo entre Irán y los otros países miembros del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) será el beneficio económico real para el pueblo iraní”, reza la declaración, leída este martes en el Parlamento.

“La Asamblea Islámica no aceptará ninguna categorización en materia de sanciones que pudiera llevar a mantener una parte de la presión económica sobre el pueblo iraní, por lo que urge con firmeza al levantamiento total, verificable e irreversible de las sanciones estadounidenses”.

Para lograr este objetivo, la Asamblea Consultiva supervisará el proceso con especial atención y diligencia, de conformidad con el artículo 7 de la “Ley de Acción estratégica para levantar las sanciones y proteger los intereses de la nación iraní”, enfatizaron los diputados.

“Las reuniones de Viena evidencian que Estados Unidos y Europa no solo aún no tienen la firme voluntad de levantar todas las sanciones, sino que pretenden imponer un acuerdo a Irán con nuevas restricciones a las actividades nucleares, allanando el camino para unas posibles conversaciones regionales y sobre defensa”.

“El cumplimiento de la solicitud de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) contradiciendo los dictámenes judiciales sería ilegal, y la reducción de las reservas de uranio enriquecido o del número de centrifugadoras antiguas activas, la prohibición de utilizar las de nueva generación, las limitaciones al desarrollo de investigaciones, así como la humillación del orgullo nacional por el reactor Arak son algunos de los perjuicios que el Parlamento definitivamente impedirá que se repitan”, concluía la declaración.

1233**9490

Síganos en Twitter @irna_es

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha