15 sept 2021 18:03
Journalist ID: 2396
Código para noticias: 84472359
Contador de personas
Irán insta a EEUU a dejar de violar sus obligaciones estipuladas en la Resolución 2231

Teherán, IRNA- El embajador y representante permanente ante las organizaciones internacionales en Viena insistió que es crucial que EEUU deje de incumplir sus obligaciones en virtud del acuerdo nuclear iraní y la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, sin más demoras ni condiciones previas.

Kazem Qaribabadi intervino en la reciente reunión estacional de la Junta de Gobernadores de la AIEA, y los puntos más significativos de su discurso fueron los siguientes: 

Estados Unidos violó inicialmente la RCSNU 2231, retirándose unilateralmente del JCPOA y adoptando la fallida política de "máxima presión" y volviendo a imponer sanciones con el fin de afectar directa y negativamente la normalización de las relaciones comerciales y económicas con Irán.

Dado que el levantamiento de las sanciones de manera efectiva constituía la base esencial en el consentimiento de Irán con las disposiciones del acuerdo, las violaciones de EEUU invalidaron esas partes del pacto, además de resultar estériles.

Lamentablemente, el denominado EU/E3 (Francia, Alemania e Inglaterra) no abordó seriamente esas preocupaciones: Ni cumplieron sus compromisos ni ofrecieron soluciones prácticas para corregir la violación del trato.

Observo con pesar y consternación las declaraciones de algunos miembros del JCPOA y estados europeos. Parece que ignoran el hecho de que Irán cumplió escrupulosamente sus compromisos en virtud del acuerdo, y que debido al incumplimiento y las acciones ilegales de EE UU y la miserable negligencia del EU/E3, nuestro país no se benefició ni se ha beneficiado todavía del pacto firmado. Al parecer, esos países pretenden convertir a la víctima en el autor de la infracción. Resulta lamentable que los estados europeos sigan sin condenar la retirada unilateral e ilegal de Estados Unidos y la reimposición de sus sanciones, causantes de todos estos problemas, instando a que Washington reanude la implementación de sus compromisos y levante las sanciones impuestas contra la nación iraní. Sin embargo, insisten en que Irán cumpla sus obligaciones.

Nuestras actividades nucleares, incluido el enriquecimiento a distintos porcentajes y la producción de combustible de uranio de base metálica, son completamente pacíficas, en consonancia con nuestros derechos según el TNP, y están bajo la supervisión y verificación de las salvaguardas del organismo regulador. Aconsejo encarecidamente a estos países que abandonen el uso de chivos expiatorios y comiencen a corregir su fracaso implementando sus compromisos. Irán ha cumplido debidamente, en los últimos 3 años, su parte de manera prudente y constructiva.

En este marco, tal como han manifestado nuestro presidente y el ministro de Asuntos Exteriores, Irán considera que las negociaciones deben orientarse hacia resultados tangibles. Es importante que esos esfuerzos garanticen que todas las sanciones se levantarán de manera efectiva y verificable; no queremos afrontar, una vez más, otras catástrofes como la retirada de EEUU o el abuso de los mecanismos del JCPOA y la violación de todos los compromisos estipulados en el mismo, mientras que Irán cumple plenamente con las disposiciones del pacto.

Todavía falta comprobar si la actual administración estadounidense será lo suficientemente seria y estará dispuesta a abandonar la adicción de EEUU a recurrir a medidas coercitivas unilaterales, respetar el derecho internacional, implementar sus compromisos levantando las sanciones de manera plena y efectiva, y adoptar todas las decisiones necesarias. Es crucial que Estados Unidos deje de violar sus obligaciones en virtud del acuerdo nuclear y la Resolución 2231 del CSNU, sin más demoras ni condiciones previas.

Por otro lado, cabe recordar que el registro de datos fue una decisión política adoptada por Irán para facilitar, entre otras cosas, las conversaciones políticas y contribuir a su éxito, por lo que no debe considerarse como una obligación de Teherán en relación con el Organismo.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha