El menoscabo de los asuntos en discordia en las negociaciones de Viena; la sed de algunos medios de comunicación por nuevas noticias

Viena, IRNA- Tras casi 10 días de silencio, las declaraciones del principal negociador nuclear iraní sobre las conversaciones en Viena desencadenaron una sacudida en los medios de comunicación del país y en el campamento de periodistas de renombre mundial situado frente al Hotel Coburg, sedientos de conocer las últimas novedades.

Después de reunirse con los representantes del G4+1 (Reino Unido, Francia, Rusia, China más Alemania), Ali Baqeri Kani destacó que ciertamente ha habido progresos respecto a los asuntos en discordia en el borrador del acuerdo. 

Las declaraciones del viceministro de Exteriores iraní se produjeron cuando los periodistas, especialmente los reporteros de destacadas cadenas de televisión mundiales que permanecen vigilantes respecto a los últimos acontecimientos que se debaten en el interior del Hotel Coburgo esperaban nuevas noticias, pues desde la conferencia de prensa del 30 de diciembre del coordinador de la comisión conjunta sobre el Plan Integral de Acción Conjunta (Enrique Mora), no se había hecho pública ninguna otra información respecto al proceso de las negociaciones.

En los últimos días, las reuniones entre las partes negociadoras se han intensificado notablemente. Según los observadores, han entrado en la fase más sensible de toma de decisiones. Verdadero o falso, esta es la atmósfera predominante en el campamento de corresponsales en sus distendidas conversaciones respecto a la posibilidad de que se anuncie un paso importante.

Por ese motivo, las declaraciones del negociador iraní se retransmitieron inmediatamente por las cadenas de televisión y el ciberespacio, desencadenando un terremoto en los medios nacionales e internacionales.

Los apegados a las redes sociales difundieron distintos hashtags, como “reducción de las discordias en las negociaciones de Viena” o “un importante paso”, celebraban los comentarios de Baqeri.

Por otro lado, algunos otros medios de comunicación, con mucho entusiasmo, atribuían la fuente de la noticia de IRNA a las declaraciones del alto negociador nuclear persa, publicando así informaciones tergiversadas.

Sin embargo, los observadores que siguen de cerca los últimos acontecimientos, esperan nuevos datos para actualizar sus informaciones sobre las perspectivas futuras de las negociaciones.

Los numerosos periodistas desplazados ante el Hotel Coburg se resguardan en una carpa de unos 500m2, apostados desde las 9 hasta las 18h.

En la tienda hay unas 40 mesas, donde una veintena de periodistas de numerosos medios de comunicación internacionales cubren ese histórico acontecimiento político.

Las negociaciones dirigidas a lograr la eliminación de las injustas sanciones se celebraron del 27 al 30 de diciembre de 2021, y tras una pausa de tres días por las festividades de Año Nuevo se reanudaron el pasado lunes.

En julio de 2015, Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) rubricaron el acuerdo nuclear, según el cual Teherán aceptaba restringir su programa de energía atómica a cambio del levantamiento de las sanciones impuestas.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha