14 ene 2022 15:23
Journalist ID: 2396
Código para noticias: 84612944
Contador de personas
Los negociadores se centran ahora en el principio de verificación

Teherán, IRNA- Las negociaciones y reuniones prosiguen esos días con el objetivo de reactivar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), y en estos momentos el principio de “verificación”, que en ocasiones contó con la frontal oposición de los negociadores occidentales, es el centro de las discusiones.

La octava ronda de negociaciones dirigidas a eliminar las sanciones contra Irán comenzó hace unas dos semanas, y según los negociadores avanza positivamente.

Ayer jueves, las negociaciones se celebraron a dos niveles: por un lado, los jefes de las delegaciones y por otro, los expertos. En este contexto, el principal negociador iraní, Ali Baqeri Kani, mantuvo sendas reuniones con el coordinador de la UE en las negociaciones de Viena, Enrique Mora, y con el jefe del equipo negociador ruso, Mijail Ulyanov.

Baqeri también se reunió con sus homólogos de Alemania, Francia y Reino Unido, mientras los expertos mantenían sendas reuniones bilaterales y multilaterales.

Por otro lado, los principales negociadores del G4+1 (Reino Unido, Francia, Rusia, China más Alemania), la Unión Europea (UE) y EEUU mantuvieron un encuentro para intercambiar puntos de vista sobre la puesta en marcha del posible acuerdo.

En un tuit publicado ayer, Ulyanov señaló que “los participantes del JCPOA y EEUU se reunieron anoche para comparar sus anotaciones. Esta vez se prestó especial atención a la implementación de un futuro acuerdo. Necesitamos acordar quién hará qué y cuándo en el camino hacia la total restauración del acuerdo nuclear. No es una tarea fácil”.  

Por su parte, Wang Qun, enviado chino ante las Naciones Unidas (ONU) y otras organizaciones internacionales en Viena, destacó el jueves por la noche antes de la reunión del G4+1 con EEUU que las negociaciones se encuentran en “buen estado. Que siguen adelante y que los representantes de todos los países participantes intentarán alcanzar un acuerdo final lo antes posible”, añadió.

Previamente, el viceministro Baqeri había informado que los asuntos en discordia se habían reducido, y que las negociaciones seguían progresando positivamente.

China y Rusia han respaldado abiertamente las posiciones de Irán, y también coinciden que las delegaciones se esfuerzan por llegar a un acuerdo final.

Irán y EEUU han planteado fundamentalmente las siguientes cuestiones:

1-El levantamiento de las sanciones

2- Garantías para la eliminación eficaz de los embargos

3- Los compromisos nucleares y

4-(a través de un escrito informal) la verificación.

Los responsables estadounidenses y europeos reconocen que se han producido avances; sin embargo, todavía es temprano para ser optimistas. E incluso una fuente cercana al equipo negociador iraní declaró a IRNA: "Las reuniones se celebran en una atmósfera positiva y constructiva".

La experiencia vivida respecto a la incompleta implementación del acuerdo nuclear, especialmente en cuanto al levantamiento de las sanciones durante la presidencia de Barack Obama, ha provocado que el equipo iraní insista especialmente en el tema de la verificación. El objetivo es que Irán pueda beneficiarse realmente del JCPOA, y no que las sanciones se eliminen simplemente sobre el papel, pero no en la práctica.

El segundo componente es el elemento de la estabilidad y durabilidad del acuerdo, o la garantía de que no se violará en el futuro. La retirada unilateral ordenada por el expresidente estadounidense Donald Trump del acuerdo nuclear ha obligado al equipo iraní a concluir que cualquier acuerdo inestable no servirá si las sanciones simplemente se levantan de forma temporal.

En ese sentido, el pasado miércoles, más de 100 congresistas republicanos de EEUU mostraron nuevamente su oposición al regreso de su país al acuerdo nuclear, instando incluso al cese de las conversaciones de Viena. Por eso la delegación iraní insiste en recibir las debidas garantías.

Desde el Inicio de las negociaciones, el equipo negociador de nuestro país ha declarado que la República Islámica no aceptará otra cosa que el JCPOA y hasta el momento no ha pedido nada más.

Los países occidentales intentaron presionar a Irán imponiendo fechas límites creyendo que Teherán aceptaría cualquier acuerdo. Pero la República Islámica ha declarado que no tiene prisa, y que si Occidente desea lograr un pacto, puede dar el primer paso y cumplir con sus obligaciones según se estipulaba en el JCPOA.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Noticias relacionadas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha