El Día Mundial de Al-Quds supone un deber religioso para recordar la injusticia contra los palestinos

Teherán, IRNA- El analista británico, Rodney Shakespeare criticó firmemente el pleno apoyo de occidente del régimen apartheid de Israel, subrayando que el Día Mundial de Al-Quds es un deber religioso para recordar la angustia e injusticia que sufren los palestinos.

En una entrevista exclusiva con IRNA, Shakespeare destacó que el Día Mundial de Al-Quds mas allá de una actividad anual, razón por la cual como un mandato religioso permanecerá para siempre en la historia.

“Israel es una entidad de apartheid en un territorio ocupado. Israel es un elemento antidemocrático que ha privado a Palestina de su derecho al voto”, afirmó.

Y en cuanto al doble rasero del occidente en no condenar los crímenes del régimen sionista insistió que la hipocresía y el continuo apoyo de Occidente a la violencia israelí en Palestina no conocen límites.

En 1979, el fundador de la República Islámica de Irán, el Imam Jomeini, designó el último viernes del sagrado mes de Ramadán (noveno mes del calendario islámico de la hégira lunar) como el Día Mundial de Al-Quds, y todos los años, los musulmanes expresan su apoyo a la oprimida nación palestina y condenan las políticas expansionistas del sionismo internacional.

Síganos en Twitter @irna_es

Noticias relacionadas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha