24 ene 2022 20:41
Journalist ID: 2396
Código para noticias: 84625320
T T
Contador de personas
Tres Iglesias y una tradición iraníes figuran en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

Teherán, IRNA- Tres iglesias y una ceremonia religiosa del noroeste de Irán, que figuran en la lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), atraen anualmente a numerosos turistas a las provincias de Azerbaiyán Oriental y Occidental.

En los últimos 42 años, un total de 26 sitios culturales, naturales e históricos iraníes se sumaron a la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, entre los cuales se encuentran las iglesias de Qara Kelisa (Iglesia negra), Zur Zur (Santa María) y San Stepanous.

A su vez, más de 400 iglesias han sido registradas a nivel nacional, y algunas de ellas, como la Iglesia de Vank (Isfahán), Sorjabad (Mazandarán), San Sarkis (Teherán), Nane Maryam (Urmia), San Karapet (Abadan), Santa María (Tabriz) y Cantor (Qazvin) son famosas a nivel internacional.

Tres Iglesias y una tradición iraníes figuran en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCOTres Iglesias y una tradición iraníes figuran en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

Qara Kelisa

Construida en la época de la dinastía arsácida, Qara Kelisa fue la primera iglesia construida en Irán, y está considerada una de las más antiguas de la comunidad cristiana a nivel mundial.

Ese histórico y hermoso templo, ubicado en la ciudad de Chaldorán, en la provincia de Azerbaiyán Occidental, fue registrado como patrimonio mundial de la UNESCO en 2008.

Según los cristianos, allí se encuentra la tumba de San Thaddaeus, uno de los apóstoles de Jesucristo, el cual viajó a Irán en los años 40-43 d.C para difundir la religión.

Además de su importancia histórica y religiosa, la iglesia destaca igualmente por sus características arquitectónicas, convirtiéndola en uno de los monumentos más singulares.

Dada su antigüedad, Qara Kelisa ha sufrido muchos percances a lo largo de la historia, incluidas catástrofes naturales o guerras, así como el devastador terremoto de 1319, que la dejó totalmente arrasada, o el asalto de los Mongoles.

Por otra parte, nuestro país cuenta con 17 patrimonios intangibles registrados por la UNESCO, uno de los cuales es la ceremonia religiosa de Qara Kelisa que se celebra en la ciudad de Chaldoran.

Anualmente, más de 5 mil cristianos participan en una ceremonia especial, demostrando que en Irán las diversas etnias y religiones conviven pacíficamente, y que existe una plena libertad religiosa.

La Iglesia Nane Maryam (Maku)

La Iglesia Zur Zur o Nane Maryam, situada en la provincia iraní de Azerbaiyán Occidental, está incluida tanto en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, como en la lista del Patrimonio Nacional.

Se trata de la segunda iglesia más grande del mundo después de la de Belén. Cada domingo los asirios ofician sus rezos en ella.

La Iglesia de San Esteban

La iglesia de San Esteban, cuya antigüedad se remonta a la dinastía safávida, es la segunda más importante para los armenios iraníes. Se encuentra en las proximidades de la ciudad de Yolfa, en la provincia de Azerbaiyán Oriental, en el noroeste del país.

San Esteban fue el primer mártir que se sacrificó por Cristo y es el patrón de numerosos colectivos.

La peregrinación al monasterio del apóstol San Tadeo

El 17 de diciembre de 2020, la UNESCO registró la peregrinación al Monasterio del apóstol San Tadeo como 16º patrimonio cultural inmaterial iraní.

Esta tradición religiosa comprende una serie de liturgias especiales, procesiones, plegarias y ayunos. Y su punto culminante es la celebración de la Santa Misa o Eucaristía.

Durante la peregrinación se suceden algunos espectáculos de distintos grupos artísticos tradicionales armenios y se degustan los platos típicos de la gastronomía armenia.

Ese es el principal acontecimiento sociocultural anual de los armenios iraníes y de los fieles de la Iglesia Apostólica Armenia. Los peregrinos acostumbran a acampar en tiendas en sus proximidades, fortaleciendo así su sentimiento de pertenencia a esa comunidad.

Las peregrinaciones al monasterio se iniciaron hace unos diecinueve siglos, aunque durante la época soviética estuvieron prohibidas en Armenia y solamente se reanudaron en 1990, después de la independencia del país. Los depositarios de ese patrimonio cultural inmaterial han sabido preservar sus costumbres, transmitiéndolas a sus familias y comunidades.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Noticias relacionadas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha