Considerar que el programa de misiles de Irán resulta una amenaza solo es una política engañosa

Nueva York, IRNA- El representante iraní en el Comité I de la Asamblea General de la ONU, Heidar Ali Baloyi, señaló que los misiles de Irán solo tienen fines defensivos y son un medio eficaz de disuasión contra las amenazas extranjeras, añadiendo que los esfuerzos por estigmatizar el programa de misiles solo son una "política engañosa y hostil".

Baloyi efectuó esas declaraciones durante la reunión del Comité de Desarme de la Asamblea General de la ONU en respuesta a los comentarios realizados por el enviado alemán y el dimitido gobierno de Yemen.

"No profundizaré en las absurdas apreciaciones que el representante del Yemen efectuó sobre Irán, pues no merecen una consideración seria y las rechazamos. Solo quiero recordar que nada puede justificar este grado de violación de los Derechos Humanos Internacionales y el Derecho Internacional Humanitario y resulta muy doloroso que reconozcan haber invitado a otro país a intervenir militarmente su país y no les están pidiendo que dejen de bombardear e imponer esa presión económica que ha provocado la crisis humana más grave de la historia en Yemen", señaló.

Y en respuesta a las afirmaciones del representante de Alemania, el cual había expresado la preocupación de su país por el programa de misiles de Irán al considerarlo incompatible con la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, insistió: "De hecho, nuestra posición defensiva surge de un cálculo geoestratégico y de convicciones morales y religiosas; y también se fundamenta en una experiencia histórica significativa. Durante la agresión de Saddam Hussein contra Irán, hizo llover centenares de misiles sobre nuestras ciudades, algunos de las cuales llevaban componentes químicos que fueron proporcionados por ciertos países occidentales, en particular por EEUU y Alemania. Como resultado de estos ataques, además de los miles de iraníes inocentes que murieron directamente, 100.000 fueron víctimas que aún sufren las consecuencias. Alemania debe rendir cuentas por su papel al ayudar a Saddam a equiparse con armas químicas y cometer graves crímenes de guerra y de lesa humanidad".

"Sin embargo, se impidió activamente a Irán adquirir incluso los medios más rudimentarios de autodefensa para al menos disuadir al agresor. La aplicación de esas restricciones contra Irán por parte de todos los países occidentales aún continúa. Además de la agresión de Saddam, activamente respaldada por Estados Unidos y sus aliados regionales, Irán ha sido objeto también de intervenciones militares estadounidenses durante los últimos 40 años.

Durante esas décadas, también nos enfrentamos a las persistentes amenazas de Estados Unidos, especialmente a través de su mantra obsoleto de que todas las opciones están sobre la mesa. Asimismo debemos recordar que durante muchos años, algunos países de la región han estado pidiendo a Estados Unidos que ataque a Irán. Además, debemos referirnos a las décadas de amenazas de Israel contra Irán, la más reciente de ellas con el uso de armas nucleares y la amenaza de la aniquilación nuclear de Irán. Obviamente eso es una ilusión", recordó Baloyi, subrayando: "Por lo tanto, hemos aprendido la lección al tener que lidiar con las restricciones persistentes para obtener armas defensivas esenciales, por un lado, y con la defensa de nuestra nación contra las continuas amenazas extranjeras, por otro. Aprendimos que ninguna administración iraní puede dejar a su pueblo indefenso en una región tan volátil como el Golfo Pérsico".

El diplomático iraní, añadió: "Nuestra principal responsabilidad es proteger a nuestros ciudadanos. Por lo tanto, hemos desarrollado nuestro propio sistema autóctono de defensa antimisiles, que es un programa legítimo y lícito y un derecho inherente en virtud del Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas".

"Con respecto al papel de los misiles defensivos, el programa de misiles de Irán consta de una capacidad defensiva convencional. Sus misiles son solo para fines defensivos y son un medio eficaz de disuasión contra las amenazas extranjeras", aseguró Baloyi, insistiendo: "Los esfuerzos por presentar los misiles balísticos de Irán como una amenaza regional solo son una política engañosa y hostil."

"Por último, con respecto a los argumentos respecto a la relación entre la resolución 2231 (2015) y el lanzamiento de misiles balísticos de Irán, recordar que la resolución solo "pide" a Irán que no emprenda ninguna actividad relacionada con misiles balísticos "diseñados" para ser capaces de portar armas nucleares. Irán ha declarado repetidamente que ninguno de sus misiles balísticos ha sido diseñado con esa capacidad. Respetamos la resolución 2231 (2015) y cumplimos nuestros compromisos internacionales", concluyó el diplomático.

9408**1233

Síganos en Twitter @irna_es

Your Comment

You are replying to: .
1 + 16 =