24 nov 2020 10:56
Journalist ID: 744
Código para noticias: 84122074
Contador de personas

El abrazo de Kish a los planes futuros

Qolamhosein Mozafari, presidente de la junta directiva y director general de la Zona Libre de Kish
El abrazo de Kish a los planes futuros

“Las ciudades del futuro” es una palabra clave que en la actualidad se escucha cada vez más intensamente entre los expertos, altos directivos y programadores ejecutivos.

¿Pero, hasta qué punto es importante esa cuestión y en qué consiste?

¿Cuál es la diferencia entre las ciudades del futuro y las del presente? ¿Cuáles serán las capacidades y habilidades del ser humano en esas ciudades?

Se dice que si el siglo XX fue el siglo de los países, el XXI es el de las ciudades. “La ciudad del futuro” es un concepto que sintoniza con la “ciudad inteligente”, y no se logrará a menos que se aplique la inteligencia (make smart). A lo largo de los últimos años ha habido una competencia entre países para crear ciudades desarrolladas, sostenibles y a su vez funcionales, algunos ejemplos de las mismas pueden verse en Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur, Singapur, Emiratos Árabes Unidos o en otros estados.

La verdad es que muchas ciudades modernas en todo el mundo están experimentando un crecimiento asimétrico debido al aumento, el desplazamiento y la migración poblacional, así como por albergar la manufactura y consumo masivo de mercancías, aunque esta situación ha tenido muchas consecuencias, como el calentamiento global, la degradación ambiental, la fuerte dependencia de fuentes de energías no renovables, la contaminación del aire, el agua y el suelo, el tráfico desbordado, la irregular prestación de servicios, el surgimiento y proliferación de la marginación en enclaves chabolistas o el lamentable crecimiento de la pobreza, todas ellas cuestiones que deben abordarse con premura.

Nuestro querido Irán, por mil y una razones, puede y debe situarse entre los pioneros en crear esas ciudades del futuro de acuerdo con sus características culturales e identitarias, para que en las próximas décadas figure entre los estados influyentes, no influenciado. Esa aspiración ya ha comenzado gracias a la perspicacia existente y al innegable crecimiento científico que se ha producido en el país. Y las líneas de ese texto han sido elaboradas para subrayar la necesidad de acelerar este proceso, así como la convergencia entre todos los elementos influyentes en ese ecosistema.

No obstante, ante ese reto surgen las siguientes preguntas: ¿Por dónde hay que empezar? ¿Cuál es la región mejor posicionada para liderar este megaproyecto? ¿Cuál es el punto de partida y su destino? Estas preguntas son para que nuestra buena gente sepa que Kish sería el lugar ideal que contraería un mayor consenso nacional para lograr el objetivo de construir la ciudad iraní en las próximas décadas.

La firme determinación, la unidad dirigente, un sector privado potente, la abundancia de energías limpias y renovables como la solar o marina, su posición estratégica, un medio ambiente singular y, finalmente, la conjunción de todas las infraestructuras necesarias, además de las redes de fibra óptica para activar la red de quinta generación, conocida como 5G -una condición indispensable para crear las ciudades inteligentes-, han hecho que Kish, en comparación con otras zonas del país, sea la región más prometedora y propensa para la implementación de ambiciosos proyectos.

Las ciudades digitales son más respetuosas con el medio ambiente que las grandes urbes actuales. En ese sentido, cabe destacar que actualmente Kish lidera la mayor tasa en el uso de bicicletas per cápita en comparación con otras ciudades del país, y la isla, además de disfrutar del mayor número de kilómetros de carriles bici de Oriente Medio, es el lugar más agradable para los peatones en Irán.

La combinación de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial o el Internet de las cosas en el contexto de la conectividad a la red 5G, pueden facilitar que la isla alcance nuevos logros, uno de los cuales sería el transporte inteligente.

Resulta gratificante anunciar que este nuevo enfoque se adoptará por primera vez en la isla, según el memorando de entendimiento firmado entre la Subdirección Científica y Tecnológica de la Presidencia, el Ministerio de Comunicaciones y Tecnologías de la Información, el Consejo de Tecnología Espacial y Transporte Inteligente y la Organización de la Zona Libre de Kish.

Según un estudio reciente y muy interesante de la Universidad de Harvard sobre los factores efectivos que influyen en la salida de la pobreza, el tiempo dedicado a los desplazamientos, por encima de cualquier otro factor, como la tasa de delincuencia o el número de crímenes, o incluso el acceso a buenas escuelas, contribuye a la salida de la pobreza. El estudio añade que en aquellos lugares donde caminar o el uso del transporte público es la forma más práctica para moverse, ningún ciudadano lamenta carecer de automóvil.

En Kish, la innovación y el espíritu empresarial se valoran más que nunca y que en cualquier otro lugar del país. Y la creación de un gran centro de innovación en la isla para apoyar a las empresas científicas es una medida que reportará grandes beneficios en los próximos años. En este sentido, el plan de establecer un parque de nuevas tecnologías y empresas científicas y emprendedoras, la interacción con las principales universidades del país para tener una presencia innovadora en Kish, el diseño de una universidad internacional con la participación de los centros educativos más prestigiosos nacionales y extranjeros, el establecimiento de industrias creativas o blandas, u otras medidas basadas en el conocimiento, destacan en la agenda para erigir este hub científico y las startups con miras al futuro en esta región dorada ubicada al norte de las aguas del Golfo Pérsico, convirtiéndola en un paraje para disfrutar de una vida próspera, así como una plataforma para la exportación de mercancías y productos científicos.

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
captcha